miércoles. 24.04.2024
La opinión de
Víctor Javier Cavia

Víctor Javier Cavia

MAR (de fondo)

En 1998, MAR tuvo que salir por patas de la Secretaría de Estado de Comunicación por amenazar a periodistas, y porque sus formas de extrema derecha fascista le iban mal a su partido en eso de alcanzar el centro

Isabel

Isabel Díaz Ayuso es una mediocre de manual. También es dispersa en sus pensamientos, absolutamente disparatada en su expresión y un bicho. Isabel lo atesora todo, incluido un jefe de gabinete que la maneja y un líder de su partido que la teme.

Viajar, 1955

Pasar unos días en el Madrid de la relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor, es para cualquier 942 caro, tortuoso, incómodo, desalentador y pesado

Alberto

Alberto González, el novio de Ayuso, ha tirado por la borda el triste protagonismo de Koldo, haciéndose un hueco en la mierda nacional del saqueo y la pasta gansa por la cara

Ábalos

Ábalos es a la organización lo que su colega Koldo a las corruptelas: el modelo zafio de cómo dirigir e imponer entre risas, cigarrillos, corbatas flojas y cubatas

Koldo

Koldo es el arquetipo del burdo sinvergüenza que ronronea alrededor de los que mandan, siempre con una argucia en la cabeza para sacar tajada, siempre con una idea cutre para apañar unos euros, siempre con las manos listas para la rapiña

Igualmente

Santander es un barco contra las rocas porque al timón no está la más capacitada. Ni mucho menos. Las mayorías absolutas no convalidan la incompetencia

Fitur, políticos, Cantabria

Para saber el grado de mediocridad de un político solamente hay que observarlo cuando parece que esta haciendo algo de valor, aunque sólo sea estar, sin más actividad que esa, que también, además, es lo más habitual.

Los mayores son mayores, pero no son tontos

Explicaciones impartidas con la condescendía que usan los que se creen muy listos con los que consideran tontos, y amenazas si no se plegaba a los intereses de la intermediaria financiera que ha cubierto la operación al comprador.

¿Cómo es posible?

La normalización de los procesos debiera evitar discriminaciones, injusticias y corruptelas, todo eso que los migrantes que llegan a nuestro país a buscarse la vida no encuentran en la mayoría de sus países

Bendita paciencia

La inacción complaciente es el caldo del cultivo del desastre social. Y precisamente de esa cándida actitud se aprovechan los malnacidos que tienen algo que ver en la ecuación

Colas, paciencia e ilusión

Elucubrar que una incómoda espera al sol o al frío para comprar un décimo de lotería de doña Manolita te puede arreglar el futuro es el clavo ardiendo de los pobres

Les paramos (de momento)

El color de nuestro tiempo, después de años de avance cívico y de crecimiento social, no se ha perdido en las brumas en blanco y negro y el olor a pólvora que siempre acompañan a las derechas

Malos tiempos si no hacemos nada

Su sentido patrimonial del país está indeleblemente unido a su forma de ser y de comportarse. Y tampoco ellos se detienen ante nada para recuperarlo si las urnas deciden que gobiernen otros

Este MADO ya no

La historia nos tiene demostrado que solamente cuando nos hemos ocupado de nosotros mismos con vehemencia hemos llegado a donde debíamos

Son ladrones, sin discusión

La rapiña del trabajo creativo de los demás es tan frecuente y tan descarada que ha pasado a ser normal darla por hecho y sólo tener miedo a que suceda, sin más remedio que resignarse

Hemos perdido

Una hostia colectiva de la progresía que dice mucho de las malas campañas, de los malos compañeros de aventuras y de la mala suerte de empezar nada en medio de una pelea

Vale todo menos lo mismo

La autocrítica por no haber elegido a los mejores es poderosamente sana a la hora de quedarse en paz con uno mismo. Rectificar es de sabios, y evitar el sufrimiento colectivo de soportar mediocres e inútiles también es muy loable en términos de solidaridad y convivencia

Arte, negocio y pobreza

El emprendimiento en el ocio audiovisual no es negocio para los pequeños y los independientes, que no pueden aspirar no ya a vivir de su talento, sino siquiera a financiarlo a pequeña escala sin pasar apuros incluso en su economía personal

Sale gratis, caballero

Los que defraudan son unos cabrones con pintas en el lomo que, encima de no pagar, se quejan porque los servicios públicos que se sostienen con esos ingresos, y que usan a tope porque "faltaría más", no tienen la calidad suficiente.

Tanta miseria, y tantos miserables...

Nos vamos a la mierda sin remedio alguno, esa mierda intelectual y cultural en la que ya rezonga toda esta gentuza que tiene el odio por bandera.

El año del conejo

Es año electoral, muy electoral, y eso en términos emocionales es una fatalidad enorme.

La ley del karma

El karma es la sacarina en el café después de comer de los que están a dieta pero se han metido un lechazo entre pecho y espalda.

Cambios, recambios y otras piezas

Han caído dos portavoces y una vicesecretaria general, esos cargos esenciales en toda estrategia de distracción para que el bueno del líder tenga el culo a salvo cuando caen chuzos de punta. La directora de comunicación también, pero como no era más que una asalariada, de ella no se habla

Santander al final del túnel

Gema Igual no tiene perspectiva, ni visión ni programa. Dirige Santander como si fuera un pueblo de 3.000 habitantes de los que es amiga de todos.

Espía, que algo queda

Irrelevancias aparte, el espionaje al presidente Sánchez y a alguno de sus ministros, por mucha normalidad que hayan querido darle al relato contándonoslo con la misma serenidad de espíritu que cuando nos desvelan las cifras del paro, es de una gravedad inusitada e incuestionable

MAR de fondo

En ese circo en el que tienen convertida la política española la desgracia de políticos que nos han tocado en suerte, el otro día un...

Felipe

Como somos un país cainita y de mirada corta, para insultar a Felipe González todavía usan aquello de la X de los GAL y la cal de sus muertos