viernes 20/5/22

El de la Guitarra

Recuerdo que eran particularmente apasionados hablando de la OTAN (en contra), la misma a la que hubiera deseado pertenecer Ucrania estos días, de las centrales nucleares (en contra) de las que compramos energía eléctrica para España, de la Unión Soviética (a favor) y que poco tiempo después desapareció por no tener nada que ofrecer a los que estaban dentro.

Médicos: de aplaudirles a agredirles. ¡Menuda sociedad construimos!

Lo vengo diciendo: estamos creando una sociedad intolerante. Cuando salta la noticia de una terrible agresión a un médico y un celador en un centro de salud de Santander, solo me cabe añadir que se empiecen a tomar medidas urgentes para frenar estos hechos, que también se dan por desgracia en nuestra enseñanza. El agresor ya está en la cárcel, pero ante el desmedido aumento, año tras año, de la lista de sucesos similares, sin que se haga caso a nuestros sanitarios y sus representantes, hay que proclamar un ¡basta ya!