domingo. 19.05.2024

Cerca de 900 personas voluntarias del Proyecto Ríos han inspeccionado el año pasado 76 tramos de río en Cantabria, con el objetivo de tomar datos relativos al agua, los márgenes, las afeccines residuales y la biodiversidad.

En concreto, entre el 50 y el 60% de los tramos muestreados, tanto en primavera como en otoño, presentan una calidad biológica del agua buena o muy buena, según ha indicado la Red Cambera en un comunicado.

Tal y como ha indicado esta entidad, los grupos de participantes que colaboran son variados familias, grupos de amigos, asociaciones, centros de enseñanza, entre otros, que eligen libremente un tramo de río de 500 metros de longitud para analizar diferentes datos.

Un gran número de los datos recopilados en Proyecto Ríos sirven como indicadores del impacto del cambio climático, como el caudal y la temperatura, entre otros, que sirven para registrar información para realizar un seguimiento de la evolución de los ecosistemas fluviales tanto espacial como temporal.

Además, este proyecto también sirve para identificar los diferentes cambios que se van sucediendo en el medio, que podrán servir para anticipar a las administraciones y colectivos a posibles impactos y consecuencias del cambio climático.

El Proyecto Ríos cuenta con el apoyo del Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA) de la Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria.

Cerca de 900 voluntarios del Proyecto Ríos inspeccionaron 76 tramos fluviales en...
Comentarios