miércoles. 21.02.2024
La opinión de
José Antonio Ricondo

José Antonio Ricondo

La censura con tijeras

Las dictaduras están para eso, para dictar y no progresar con el espíritu crítico debido y respetado por los demás. El control es una debacle porque se estanca y no pueden fluir los nuevos caminos, las nuevas ideas, el respeto a los demás

Memorias del joven Flaubert

El joven Gustave ataca en la primera parte del libro todas las apariencias, formulismos y afectaciones sociales de las primeras décadas del siglo XIX que le rodeaban

El chico de los Winslow

El caso Winslow no deja de ser una lectura de dignidad y orgullo, de decencia y seriedad. Y, en cuanto a su arquitectura, una obra de arte narrativa y dialéctica

Pereda y la mar, Sotileza

El escenario de Sotileza es la mar y sus personajes. Se conocen solo entre ellos, incluido su campo léxico, en el que numerosos términos son indescriptibles, lo que hace que haya que recurrir al diccionario

Las opciones

Eres libre de tomar las opciones que quieras,

pero eres prisionero de sus consecuencias.

Pablo Neruda

La pesadilla de todos los días

Es como un circuito vertiginoso, pero similar a la euforia que padeció Blesa hace diez años ante los números récord de su Caja Madrid, sin estallar alarma alguna

Y la palabra se hizo carne

La palabra, incluso la que no se nombra -nada más que para uno mismo- tiene un significado mucho mayor y especial del que solemos echar mano

Nelis

Entre las causas que nos degradan, ninguna tan avasalladora como el alcohol. ¡Ah, el alcohol! ¡La maldición más grande! Aunque con él se fabrican explosivos que en pedazos hace saltar a los hombres, nada como la malicia, que en silencio roba el alma y multiplica la carne podrida. Si queréis saber la salud física y moral de un pueblo, ved el alcohol que ingiere.

Enrique Diego-Madrazo (s. f. ¿1913?). Nelis. Obras de teatro sobre el cultivo de la Especie HUmana. Vol II (págs. V-95). Madrid: Biblioteca Ariel.

Hermann Hesse, la revolución de los clásicos

Negaba la devoción militarista y combatiente de no pocos escritores alemanes, actitud que le convirtió en un apestado y en un traidor, lo que él mismo cumple oficialmente haciéndose ciudadano suizo en 1923

Sin título

El que tiene hambre ve más que quien no la tiene, piensa más que quien piensa solo en su dieta para bajar la tripa, tiene más rabia que quien tiene aseguradas sus dietas

Sin humor, la realidad nos aniquila. II

El humor no cambia en el transcurso del tiempo. Tiene siempre sus continuos que no cesan, como durable resulta el humor de cada país, y a un tiempo diferentes

Sin humor, la realidad nos aniquila I

Está demostrado que el humor es sinónimo de inteligencia. Cualquiera sabe que son necesarias habilidades emocionales y cognitivas para que el humor se procese y produzca

El lenguaje trasnochado en la política

El ciudadano nunca ha estado más concienciado de la res pública como ahora, pero los que han podido controlar el desmadre han dejado la arena política descarnada

Con mirada de hombre

Parto de una conversación entre mujeres, hace una década, en la que quise ser fedatario de lo que allí se habló, se pensó y se ratificó...

El clan del oscurantismo y de la torpeza

Una previa es que, con ese título y en tan poco espacio, mis posibles invectivas no van en relación a los miembros del clan en general,...

La risa hace que nos sintamos mejor

Cómo será su potencia explosiva que nos enrojece la cara, por la afluencia de la sangre. Y es necesaria porque es una reacción fisiológica, un apoyo para descargar nuestra energía emocional

El maltrato se ha colado sin aviso

Veo amanecer, lluvia de cristal

Cada tres minutos, una mujer es golpeada.

Cada diez minutos, una muchachita es acosada…

Cada día aparecen en callejones,

en sus lechos,

en el rellano de la escalera,

cuerpos de mujeres.

Ntozake Shange. Circa últimos años de los 70

Vivir con filosofía

Los sacrificios que llevamos soportando en la realidad -algunos también en la carretera, por los desahucios o pidiendo en las aceras frías y mojadas- en el país y en otros lugares del planeta son pesados como una masacre.