jueves 20/1/22

Lluvia, viento, granizo… El partido entre la Real Sociedad Gimnástica y el Unión Club Cartes arrancó con un trueno y un relámpago como pitido inicial en el que se presentaba como un choque clásico de la Tercera División cántabra. Dos equipos con pocas pretensiones de jugar el balón por abajo ante el estado del terreno de juego que pelearon por cada balón hasta acabar cubiertos de barro y repartiéndose los puntos.

Altadill tuvo la primera del partido con un remate blando que atajó, sin dificultades, Juanda, y el Cartes respondió en un saque de esquina con un centro que nadie acertó a enviar entre los tres palos. El juego aéreo predominaba y ahí Cusi se impuso una y otra vez en la medular, y así fueron llegando nuevas ocasiones.

Alberto Gómez tuvo el primero con un disparo raso y potente, pero centrado, que no puso en problemas al guardameta rival. Cusi estuvo cerca de tener la suya minutos más tarde cuando, tras un buen control, recortó a su par y un jugador rival le arrebató la pelota cuando iba a ajusticiar a un Juanda que, en el minuto 42, se tuvo que retirar lesionado.

Dos minutos más tarde una buena internada de Jorge por la banda iba a terminar en penalti después de que el colegiado apreciase un contacto entre el delantero local y Marotías, que se tiró al suelo para cortar la acción. El experimentado artillero cántabro no falló desde los once metros y el Cartes se marchó por delante al descanso. Pablo Casar fue expulsado tras el pitido del colegiado por dirigirse al mismo y criticar una de sus decisiones.

El segundo tiempo comenzó como el primero, con un trueno, y con la entrada de Carlos Tobar en lugar de Altadill. El delantero burgalés revolucionó el ataque gimnástico, pero la primera la tuvo Héctor Marcos, que trató de superar a Isma con una vaselina, pero no lo logró.

La Gimnástica salió como un vendaval y Tobar pudo hacer el empate en la siguiente, pero llegó justo al disparo tras dejar atrás a su marcador. El propio ‘16’ blanquiazul volvió a aparecer por la banda contraria para poner un centro que solo alcanzó a rematar, desde la frontal y por encima del larguero, Camus.

Precisamente el capitán gimnástico sería el encargado de hacer el empate poco después. Isma arrolló a Héctor Marcos en un balón aéreo dentro del área y el colegiado no dudó en señalar el penalti que transformó Camus para devolver la igualdad al marcador.

Cusi pudo poner por delante a los suyos tras una jugada embarullada en el área que terminaron desviando entre dos defensas, Dani Álvarez tuvo la suya después, y Rafa Pedrero tuvo que intervenir de forma magistral para evitar el 2-1. La Gimnástica buscó a victoria hasta el último minuto, pero la falta de acierto les condenó al empate.

Un reparto de puntos que no satisface ni a locales ni a visitantes. La Gimnástica mantiene su primer puesto y tendrá que esperar a que termine la jornada para saber la ventaja respecto a sus perseguidores. Y el Cartes no consigue alejarse de la zona de peligro con un temporal decimotercer puesto.

 

Comentarios