domingo. 14.08.2022

Los analgésicos de venta libre (OTC), como la 'Aspirina', los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y el paracetamol, son algunos de los medicamentos más utilizados, ampliamente disponibles sin receta y percibidos como seguros. Una nueva investigación ha revelado ahora que su uso frecuente se asocia con el riesgo de tinnitus, según publican sus autores en el 'Journal of General Internal Medicine'.

Dosis muy elevadas de 'Aspirina' pueden provocar tinnitus reversible, pero el nuevo estudio longitudinal, dirigido por investigadores del Brigham and Women's Hospital, en Estados Unidos, investigó si el uso frecuente de dosis típicas de analgésicos comunes, como la 'Aspirina' en dosis bajas y moderadas, los AINE y el paracetamol, o el uso de inhibidores de la COX-2 de prescripción, se asocia de forma independiente con el riesgo de desarrollar tinnitus crónico persistente.

En su artículo publicado los investigadores informan de que el uso frecuente de AINE o paracetamol, o el uso regular de inhibidores de la COX-2, se asoció a un mayor riesgo de padecer tinnitus. El uso de dosis bajas de 'Aspirina' no elevó el riesgo, pero el uso frecuente de dosis moderadas sí se asoció a un mayor riesgo de tinnitus persistente entre las mujeres menores de 60 años.

"Nuestros hallazgos sugieren que los usuarios de analgésicos pueden estar en mayor riesgo de desarrollar tinnitus y pueden proporcionar una visión de los precipitantes de este desafiante trastorno", advierte la autora principal Sharon Curhan, de la División de Medicina de la Red de Brigham's Channing.

"Aunque estos analgésicos están ampliamente disponibles sin receta, siguen siendo medicamentos, y hay posibles efectos secundarios -prosigue-. Para cualquier persona que esté considerando tomar este tipo de medicamentos con regularidad, es aconsejable consultar con un profesional de la salud para discutir los riesgos y beneficios y para explorar si hay alternativas al uso de medicamentos".

Millones de personas padecen acúfenos, a menudo en grado de incapacidad. El tinnitus es la percepción de un sonido cuando no hay un ruido externo real. Descrito comúnmente como un "zumbido en los oídos", también puede experimentarse como muchas percepciones diferentes de sonido, como zumbidos, silbidos, pitidos y chasquidos. El tinnitus puede ser transitorio o temporal, o puede ser una afección persistente a largo plazo.

Según Curhan, el tinnitus es una afección común, potencialmente incapacitante, pero difícil de tratar. En la mayoría de los casos, se desconoce la causa del tinnitus y la eficacia de los tratamientos es limitada.

Curhan y sus colegas llevaron a cabo su investigación entre 69.455 mujeres participantes en el Estudio de Salud de las Enfermeras II (NHSII) como parte del Estudio de Conservación de la Audición (CHEARS), una gran investigación longitudinal en curso que examina los factores de riesgo de la pérdida de audición y el tinnitus entre los participantes en varios grandes estudios de cohortes prospectivos en curso. Las mujeres tenían entre 31 y 48 años en el momento de la inscripción y fueron seguidas durante más de 20 años.

El resultado primario examinado fue el tinnitus persistente incidente (de nueva aparición), definido como el tinnitus que experimentaba la participante varios días a la semana o más. El equipo también examinó definiciones alternativas de tinnitus, incluyendo el tinnitus persistente que duraba 5 minutos o más y el tinnitus experimentado todos los días. Los participantes respondieron a preguntas (antes de la aparición del tinnitus) sobre el uso de analgésicos de venta libre, así como sobre el uso de inhibidores de la COX-2, un AINE de venta con receta con propiedades similares a otros AINE pero con menos efectos secundarios gastrointestinales.

El equipo encontró que el uso frecuente (de 6 a 7 días a la semana) de dosis moderadas de 'Aspirina' se asoció a un riesgo 16% mayor de padecer tinnitus entre las mujeres menores de 60 años, pero no entre las mayores, mientras su uso frecuente de dosis bajas (>100 mg) no se asoció con un riesgo elevado de desarrollar tinnitus. Al mismo tiempo, el uso frecuente de AINE o de paracetamol se asoció con un riesgo casi un 20% mayor de desarrollar tinnitus, y las magnitudes de los riesgos elevados tendieron a ser mayores con un uso más frecuente. El uso regular (2 o más días a la semana) de inhibidores de la COX-2 se asoció también a un riesgo un 20% de desarrollar tinnitus.

Los autores señalan que la información sobre el tinnitus y el uso de analgésicos fue comunicada por los propios participantes. Debido a la naturaleza de la enfermedad, el tinnitus subjetivo es percibido únicamente por el individuo, por lo que los investigadores tuvieron que basarse en la autoinformación.

"A partir de estos resultados, será informativo examinar si evitar los analgésicos puede ayudar a aliviar los síntomas del tinnitus -señala Curhan-. Los analgésicos de venta libre tienen claramente beneficios con el uso a corto plazo. Sin embargo, el uso frecuente de estos medicamentos y su utilización durante largos periodos de tiempo puede aumentar el riesgo de tinnitus y causar otros efectos adversos para la salud". "Por lo tanto, es importante tomar estos medicamentos de forma consciente y limitar su uso en la medida de lo posible, y discutir cualquier cambio en el uso de la medicación, ya sea con receta o sin ella, con su proveedor de atención médica", concluye.

Comentarios