jueves 26/5/22

En nuestros hogares tenemos cosas que pueden atentar contra la salud de nuestros perros y gatos: enchufes, cables, herramientas…  y ¡las plantas! A veces solemos pasar por alto qué reacción puede tener nuestra mascota con la llegada de una nueva planta a casa pero es aconsejable saber las propiedades de las hojas o flores para tener una buena convivencia.

Este es el caso de las hortensias. Muy comunes en jardines y habituales de ver pero que para los animales no son un buen aliado en caso de ingerir alguna de sus hojas o flores ya que puede tener consecuencias como los vómitos.

Aunque tiene beneficios para la salud, el aloe vera no es tampoco amigo de las mascotas porque resulta bastante tóxica, al igual que el acebo. El acebo es especialmente venenoso si la ingiere nuestro perro o nuestro gato y sus frutos podrían provocar trastornos gastrointestinales.

La hiedra, aunque es típica en algunas casas, es tóxica para nuestros amigos. Puede provocarles irritaciones o problemas de piel en caso de contacto directo con esta planta. Algo parecido pasa con los narcisos. El contacto directo con el jugo de esta planta puede provocarles irritaciones en la piel, y la ingesta de cualquiera de sus partes ocasiona diarreas, vómitos, dolor abdominal e inflamaciones.

Por todo esto es importante hacer un estudio de información sobre la planta para saber al 100% que nuestras mascotas, uno de los mejores inquilinos de nuestro hogar, va a estar a salvo si mordisquea, ingiere o se acerca a algún vegetal. 

 

Comentarios