martes 28/9/21
CONSUMIDORES

Denuncia un “abuso” de Amazon que le ha obligado a cancelar sus tarjetas bancarias

Un usuario de Amazon denuncia el cierre de su cuenta con argumentos que no considera ciertos
Un usuario de Amazon denuncia el cierre de su cuenta con argumentos que no considera ciertos

No son pocos los casos denunciados por usuarios de Amazon sobre los productos recibidos, problemas con los pedidos y, sobre todo, pérdida de dinero por las devoluciones. Y aunque puede que haya llegado menos a la opinión pública, también se da el caso del bloqueo de las cuentas, impidiendo el acceso a los datos personales, las tarjetas bancarias y las contraseñas. Es lo que le ha ocurrido a un cliente que recientemente se dio de alta por primera vez en la página web de la compañía, y que apenas cinco meses después ha vivido un calvario y lo que él mismo define como un “abuso” que le ha obligado a terminar cancelando sus tarjetas bancarias.

“Tengo derecho a la gestión de las garantías y todo lo que tengo dentro de mi cuenta, como mis datos”, ha explicado este usuario de Amazon

Su relación con Amazon comenzó en el mes de marzo. Siempre ha sido comprador habitual de las tiendas físicas, como él mismo explica a este medio, pero por la pandemia se decidió a acceder a la plataforma online, que en esas fechas ofrecía “rebajas del 30% en productos de segunda mano”. A finales de ese mes adquirió un producto que llegó defectuoso, por lo que solicitó la devolución y el correspondiente reembolso. Hasta aquí no parecía haber mayores problemas que los logísticos. Poco tiempo después “me tocó una promoción y la aproveché” para comprar otra cosa, señala este cliente a eldiariocantabria.es. Esa fue la última vez que entró en su cuenta, pero hace algo más de una semana, a mediados de agosto, un mes y medio después de la última compra, recibió un correo electrónico de Amazon informando que “hemos cerrado su cuenta de comprador”.

El motivo de ese cierre, según esa primera comunicación que recibió este comprador, fue que el registro de Amazon indicaba que se había cerrado “otra cuenta suya por no cumplir” con los términos de la compañía, informando asimismo que, en caso de haber pedidos pendientes, “se cancelaron al cerrar la cuenta”. Sin embargo, y como argumenta el consumidor, “solo tengo dos compras, nada más”, y desde una única cuenta. Ese mismo día respondió a la compañía pidiendo explicaciones y negando las acusaciones; apenas media hora después se le respondía que se había examinado su cuenta y “todas las cuentas relacionadas”, en plural, así como al historial de pedidos y de presuntos reembolsos que habría realizado. Y tras hacerlo, reiteran que “no vamos a reabrir sus cuentas”, siendo una decisión definitiva.

“Te tratan como a un delincuente, no te pueden pasar con nadie ni con un departamento”, denuncia este usuario de Amazon, que durante la última semana ha reiterado una y otra vez a la compañía que “no tengo ninguna cuenta más”, y que su actividad se había limitado a dos productos. “Tengo derecho a la gestión de las garantías y todo lo que tengo dentro de mi cuenta, como mis datos”, ha explicado. Esto también fue algo que trasladó a la empresa en sus numerosas comunicaciones vía correo electrónico y telefónico a un número de pago, porque “no hay teléfono gratuito al que llamar”.

Como ha señalado a este medio, “se vulneran mis derechos como consumidor” y “se me está acusando de tener múltiples cuentas”, algo que considera un “delito de difamación”. En una de esas comunicaciones, “una muy agradable operadora” le indicó que el hecho de tener muchas cuentas vinculadas se debía a que el número de teléfono que había introducido “aparece en numerosas cuentas”. Dicho número, según explica, es el de su domicilio. “Una persona cualquiera puede poner el teléfono que le dé la gana en su cuenta”, lamenta, criticando que en ningún momento han verificado al usuario y “me están acusando de ser un fraude y un delincuente”.

“Es una indefensión total”, critica

Uno de los momentos más extraños para este afectado fue al contactar con atención al cliente: “me dicen que todo está bien, que no entienden por qué la cerraron, que no había actividad extraordinaria”, relata a este diario. Es incierto, por tanto, que solicitase numerosos reembolsos, que tuviera concesiones y que hubiera cuentas asociadas. Pero a pesar de esto, recibe una nueva comunicación diciéndole que su cuenta se reabrirá durante 48 horas, “como si de un secuestro se tratase”, para descargar o ver sus pedidos.

Y tras este plazo, su cuenta volvió a ser cerrada. “Es un abuso detrás de otro”, denuncia este consumidor que, al no poder acceder de nuevo a sus cuentas, “llamé al banco y cancelé las tarjetas”. Lo llamativo, según explica, es que en la entidad “no parecían sorprendidos, dijeron que estas cosas suceden”. “Es una indefensión total”, critica. Y no es el único que se siente así, tanto por el cierre de cuentas como por los problemas con los pedidos.

Numerosos foros y portales de consumidores denuncian situaciones similares. Incluso en la propia página de Facebook de Amazon España muchos usuarios se quejan de que desaparecen paquetes, no hay reembolsos. “Es una pesadilla, hay muchos problemas con las devoluciones, normalmente de productos de más de 200 euros, cierres de cuenta…”, concluye este afectado.

Comentarios