sábado 12/6/21
SANIDAD

Cantabria exige “responsabilidad” ante la llegada de población de las zonas de riesgo

Cantabria cuenta con el mayor "fenómeno viajero" de España
Turismo en Cantabria | Foto de archivo

Las “zonas de riesgo” se quedan sin vecinos y Cantabria se llena de madrileños, vascos o riojanos en medio de una crisis sanitaria compleja. “Responsabilidad y disciplina social” pedía el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ante la situación de emergencia sanitaria, algo que denuncian los cántabros en quienes se toman estos días como unas vacaciones y “vienen al norte a disfrutar con comportamientos irresponsables”. Una “epidemia de movilidad” que deja a muchos cántabros en Madrid para minimizar riesgos y a muchos madrileños en Cantabria para que no caigan el balde estos días de “contención”.

Limitar los contactos y mantener la distancia social es ahora fundamental para frenar lo que la OMS calificaba de pandemia por su alarmante propagación y gravedad, y esta huida a las segundas residencias como ocurre en Castro Urdiales o Noja o a lugares de vacaciones no hace más que añadir preocupación a la situación. El interés de turistas por las actividades culturales de municipios cántabros como Comillas, Suances  o Santillana del Mar genera malestar entre la población, que recibe en plena cuarentena a visitantes dispuestos a no quedarse en casa. Miguel Ángel Ruiz Lavín, alcalde de Noja, pide a quienes visitan la Villa “seguir con las recomendaciones de las autoridades sanitarias, quedarse en casa y mostrar especial responsabilidad que es clave para que puedan disfrutar del municipio con normalidad lo más pronto posible”. Precisamente, por responsabilidad social gran parte de los municipios cántabros han cerrado sus instalaciones y parques, a lo que se ha unido el cierre de la hostelería y los centros comerciales.

"Es vital que las personas procedentes de estos lugares que se desplacen a Cantabria, eviten la socialización"

Desde el Gobierno regional se pide “sentido común”. “No pretendemos que se estigmatice a nadie, pero es vital que las personas procedentes de estos lugares que se desplacen a Cantabria, eviten la socialización y el contacto con otras personas, al menos, durante las primeras 72 horas”, ha declarado el consejero Miguel Rodríguez. “Hay un riesgo claro transmisión y nuestro objetivo es intentar que se produzca el menor número de casos posibles en Cantabria”, ha añadido. Por eso, se insiste en la necesidad de que toda la población adopte las medidas de prevención y precaución recomendadas en las últimas horas para evitar la expansión del coronavirus. “La principal vía de transmisión del coronavirus es persona a persona” y es necesario cortar esa vía de transmisión, ha insistido Miguel Rodríguez.

Además, se recuerda las medidas básicas para prevenir la transmisión de la infección como son el lavado frecuente de manos con agua y jabón “que sigue siendo el mejor método para protegerse contra el coronavirus”, así como utilizar el flexo del codo o pañuelos desechables de un solo uso para toser o estornudar. Asimismo, desde el 112 recuerdan que el nuevo teléfono habilitado para atender llamadas relativas al coronavirus en Cantabria es el 900 612 112. Se han incrementado los contactos con 112 y 061 y se quiere dejar esas líneas lo más libres posibles para atender las emergencias ordinarias en previsión de escenarios más complejos.

Los casos de coronavirus en España relativos a las 18:00 horas de ayer viernes y proporcionados por el Ministerio de Sanidad se han elevado notablemente. Son ya 4.231 infectados y 121 personas fallecidas por esta causa, según el último recuento oficial de datos. Además, ya se han curado 193 personas. El mayor número de contagiados por el nuevo coronavirus se sitúa en la Comunidad de Madrid (1.990), seguida del País Vasco (417), Cataluña (316), La Rioja (259), Andalucía (219), Castilla-La Mancha (194), Castilla y León (169), Navarra (130), Comunidad Valenciana (94), Galicia (85), Aragón (80), Asturias (73), Canarias (70), Extremadura (39), Murcia (35), Baleares (30), Cantabria (29) y Melilla (2).

Comentarios