lunes 17/5/21
CORONAVIRUS

Cantabria "bajará la intensidad" de vacunación al ver reducidas a la mitad las vacunas recibidas (3.510)

La vacunación contra la Covid-19 en Cantabria comenzó en el CAD de Cueto con María Dolores Zuluriaga, de 72 años
La vacunación contra la Covid-19 en Cantabria comenzó en el CAD de Cueto con María Dolores Zuluriaga, de 72 años

Cantabria ha recibido este lunes 3.510 nuevas dosis de vacunas de Pfizer contra el coronavirus, la mitad de las que recibe habitualmente (7.020) por los cambios en las líneas de producción anunciados por la farmacéutica para optimizar la fabricación, lo que hará que haya que "bajar la intensidad" de vacunación esta semana, aunque manteniendo los colectivos previstos.

Así lo ha reconocido el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, a preguntas de los medios de comunicación, en las que ha reconocido que la reducción al 50% de la entrega semanal de las dosis de Pfizer ha obligado a "reprogramar" la programación de la vacunación para esta semana.

Rodríguez ha explicado que, según ha comunicado la farmacéutica, se prevé que esta reducción en el número de dosis solo se produzca esta semana y, además, ha indicado que está previsto que ese número de dosis se recupere en próximas entregas ya que el compromiso de la compañía es mantener el número de dosis comprometidas a cierre de marzo.

En esta reprogramación que ha habido que hacer, el consejero ha señalado que, "en principio", no se va a dejar fuera a ninguno de los colectivos cuya vacunación estaba prevista esta semana, sino lo que se va a hacer es reducir la intensidad.

Según anunció ayer, domingo, la directora del Servicio Cántabro de Salud (SCS), Celia Gómez, está previsto que esta semana --ya teniendo en cuenta la reducción de las dosis recibidas-- se administre la segunda dosis de la vacuna en el Centro de Atención a la Dependencia (CAD) de Cueto; se acabe de vacunar al personal de los hospitales del SCS (en Atención Primaria ya se acabó la semana pasada) y se comience a hacerlo en los privados.

El consejero ha iniciado que se comenzará con los grandes hospitales privados de la comunidad, como el de Mutua Montañesa o Mompía, y además se adelantará la vacunación prevista en el hospital Santa Clotilde de Santander tras el brote registrado en los últimos días.

Además, se empezará también a vacunar a colectivos sanitarios que ejercen la actividad privada, como son los dentistas y odontológos puesto que son los que "más riesgo tienen" puesto que cuando realizan su labor el paciente no lleva la mascarilla. "Vamos a abordar todo eso pero, evidentemente, con menor intensidad. Si teníamos previsto pues vacunar a la mitad de los hospitales privados pues vamos a ver a qué cifra podemos llegar y si teníamos previsto vacunar prácticamente a todos los odontólogos o dentistas pues vamos a ver hasta qué cifra podemos llegar", ha dicho Rodríguez.

Además, Rodríguez ha anunciado que se va a mantener el inicio previsto de la vacunación de los grandes dependientes --que es el grupo 4 de la Estrategia de vacunación del Ministerio de Sanidad--. En este sentido, ha advertido que ese proceso de vacunación a grandes dependientes "va a ir lento" porque exige desplazarse al domicilio, en la mayoría de los casos. Por eso, se va a "simultanear" con la finalización de la vacunación del personal sanitario.

A preguntas de los medios, Rodríguez ha aclarado que en la vacunación que se va a iniciar en los hospitales privados, los encargados de hacerla será su propio personal, aunque bajo el "control" del SCS.

"SI TUVIÉRAMOS QUE ACUDIR A MEDIOS PRIVADOS, LO HARÍAMOS"

Rodríguez también ha vuelto a ser cuestionado acerca de la propuesta del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, de que personal de instituciones privadas colabore a la hora de vacunar en Cantabria para acelerar la vacunación en la comunidad y "aliviar" al personal del Servicio Cántabro de Salud (SCS), que es quien hasta ahora está vacunando.

Horas después de que Revilla se abriera a esta posibilidad, la gerente del SCS, Celia Gómez La gerente del Servicio Cántabro de Salud (SCS), Celia Gómez, defendió que el sistema público tiene "capacidad suficiente" para afrontar la campaña de vacunación contra el Covid e insistiese en que la "voluntad" era seguir haciéndolo de este modo.

En esta línea, Rodríguez ha señalado que Sanidad tiene programado llevar a cabo la campaña de vacunación "con medios públicos". Y es que el consejero ha indicado que no se prevé que, en un momento dado, vaya a haber un número tan grande de vacunas que hagan necesario acudir a medios ajenos, aunque ha aclarado: "si tuviéramos que acudir a medios ajenos, lo haríamos".

Como ejemplo de la capacidad del SCS, ha indicado que en la campaña de vacunación de la gripe, ha habido semanas que, utilizando solo la red de Atención Primaria, se han puesto más de 42.000 vacunas. Además, ha indicado que contar con los hospitales en este proceso de vacunación permitiría "más que duplicar esa capacidad".

"En función del número de vacunas que lleguen. La prioridad, desde luego es que se coloquen a través de la red pública, y si llegase un número de vacunas que no nos permitiese asumir con la red pública su administración pues acudiríamos a otros medios, pero en principio, la idea es hacerlo con medios públicos porque tenemos capacidad suficiente", ha aclarado Rodríguez, quien, sin embargo, ha terminado su contestación a esta pregunta afirmando que "no descarta ninguna posibilidad".
 

Comentarios