viernes 17/9/21
MEDIO AMBIENTE

El proyecto 'Mares circulares' recogerá residuos en las playas de Berria, Luaña, Valdearenas y Amió

El consejero de Medio Ambiente, Guillermo Blanco, acompañado de la responsable de comunicación de Coca-Cola para el área norte, Ane Epalza, presenta en rueda de prensa las nuevas acciones del proyecto 'Mares circulares' en Cantabria
El consejero de Medio Ambiente, Guillermo Blanco, acompañado de la responsable de comunicación de Coca-Cola para el área norte, Ane Epalza, presenta en rueda de prensa las nuevas acciones del proyecto 'Mares circulares' en Cantabria

El proyecto 'Mares circulares' de Coca-Cola regresa a Cantabria donde, entre otras acciones, ha organizado una recogida de residuos en las playas de Berria (Santoña), Luaña (Alfoz de Lloredo), Valdearenas (Piélagos) y Amió (Val de San Vicente), que se llevará a cabo a finales de septiembre y octubre.

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, y la responsable de comunicación de Coca-Cola para el área norte, Ane Epaiza, han presentado las nuevas actividades organizadas para el segundo semestre de 2021, con motivo del Día Mundial de los Océanos, que se celebra cada 8 de junio.

De esta manera, el proyecto 'Mares circulares', que llegó hace tres años a Cantabria con un plan de limpieza de arenales en diferentes municipios de la región, cuyos datos se monitorizan para su posterior estudio, continuará con esta campaña de recogida de residuos, en colaboración con la empresa pública MARE y el Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA).

Además, se han organizado otras actividades, como diversos webinars para impulsar la sensibilización y concienciación ciudadana, y la organización de un concurso de startups, cuya convocatoria permanece abierta, para buscar soluciones al problema de las basuras marinas, impulsando la investigación científica y el apoyo a nuevos modelos económicos sobre la base de la economía circular, dotados con premios de 5.000 euros.

En todo este tiempo, han participado en el proyecto en la comunidad más de 350 voluntarios, que han recogido un total de 726 kilogramos de residuos en cinco playas y un área protegida, la mayoría colillas de tabaco y bastoncillos de los oídos.

Asimismo, 231 personas han formado parte las actividades de formación y sensibilización de la iniciativa, además de 27 colaboradores, entre ONGs, organismos y entidades.

Según Blanco, el objetivo es reconocer la importancia de los océanos para la vida de las especies del planeta Tierra, en el que tres cuartas partes es agua y el 97% de los océanos.

"Este programa va más allá de eliminar residuos de las playas, lo que pretendemos es sensibilizar y concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de mantener limpios los espacios marinos", ha dicho el consejero, para quien estas medidas "encajan a la perfección con el escenario de cambio al que nos enfrentamos desde lo local para unirnos a un reto que ha de ser global".

En este sentido, ha reafirmado la apuesta del Gobierno autonómico por la transición hacia una economía circular, con la declaración de emergencia climática en 2019, la revisión de la Estrategia de Acción frente al Cambio Climático, la elaboración de la Estrategia Regional de Economía Circular y Bioeconomía, y la creación del nuevo Consejo Asesor de Cambio Climático y Medio Ambiente, cuyo proyecto de decreto de creación se encuentra en fase de información pública.

También se ha referido a las actuaciones que está desarrollando la empresa pública MARE para modificar el modelo de gestión de los residuos mediante la progresiva reducción de la eliminación en vertedero y su valorización, además de diversos proyectos europeos en los que participa como entidad coordinadora y con el CIMA como socio, como el proyecto 'LIFE 3E', que busca desarrollar en Comillas un sistema "pionero" en la reutilización y recuperación energética de las aguas residuales urbanas.

Por su parte, Epalza, que cree que es necesario aunar esfuerzos para llevar a cabo acciones que frenen el cambio climático, ha advertido que se estima que en la actualidad se vierten 11 toneladas de plástico a los océanos.

Por esta razón, ha destacado la importancia del proyecto 'Mares circulares', que cumple 1.000 días apostando por la economía circular, para contribuir a la conservación del planeta mediante la recogida y reciclaje de los envases que se comercializan.

"Se trata de un programa que es mucho más que limpieza de residuos. Abarcamos los principales puntos que afectan a la generación de residuos y ofrecemos soluciones para solventarlos en el presente con la ayuda de los voluntarios", ha explicado.

En la presentación también han estado presentes, entre otros, el director general de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático, Antonio Lucio, y el director del Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA), Agustín Ibáñez.

Comentarios