domingo 17/10/21
MOVILIDAD

Las Mesas de Movilidad piden a Revilla que “se tome en serio” la accesibilidad universal en el transporte público

Revilla con representantes de las Mesas
Revilla con representantes de las Mesas

Las Mesas de Movilidad de Cantabria, la de la Bahía y la del Besaya, han trasladado al Presidente regional, Miguel Ángel Revilla, la necesidad de que “se tome en serio” la accesibilidad universal en el transporte público.

En el encuentro, al que asistieron Dolores Póliz, Katia Barrio y Dolores Díez, las activistas y usuarias del ferrocarril, subrayaron la progresiva aparición de dificultades e incomodidad en el acceso a trenes e instalaciones de Feve, impidiendo en muchos casos la autonomía personal de las usuarias.

Según han señalado en nota de prensa, durante la reunión evocaron “el buen servicio que prestaba Feve hace unos años”, cuando recibían una asistencia adecuada a sus necesidades. Una circunstancia que, tal y como apuntan, “facilitaba que las personas con necesidad de usar silla de ruedas pudieran desplazarse por sí mismas”.

De esta manera, las asistentes a la reunión denunciaron “la paulatina decadencia del servicio de la tradicional FEVE (ahora, Renfe Ancho métrico)”, que se ha agudizado por la “carencia de fondos destinados a financiar los recursos materiales y humanos que permitían dar un servicio bastante bueno hasta hace unos años”.

Por otro lado, las Mesas de Movilidad de Cantabria trasladaron al presidente, la “urgencia” de ejecutar un Plan de Accesibilidad que garantice el uso de todas las estaciones, de acuerdo al Reglamento 181/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo Europeo del 16 de febrero (disposición de carácter vinculante).

De hecho, recordaron, el pasado 4 de diciembre de 2017 vencía el plazo establecido por las propias administraciones para que las estaciones fueran accesibles. “La actual situación de las estaciones hace que en Cantabria este objetivo esté lejos de llevarse a efecto”, denuncian.

Desde las Mesas de Movilidad ponen como ejemplo el hecho de que a día de hoy Valdecilla, una de las principales estaciones de la red de Cercanías, que además da servicio al hospital homónimo, "sigue sin ser accesible", obligando a los usuarios a salvar un desnivel de más de 20 escalones.

Igualmente, las componentes de las Mesas trasladaron al Revilla sus inquietudes con respecto a la adquisición de nuevas unidades de cercanías. Así, desde este colectivo no ocultan su “escepticismo” y piden que se pueda verificar la adaptación de las nuevas unidades tanto a las estaciones y apeaderos como a las necesidades de las personas con cualquier clase de discapacidad.

Comentarios