martes 18/5/21
CORONAVIRUS

Sanidad prorroga el cierre perimetral y el toque de queda durante un mes, y cerrará centros comerciales los fines de semana de forma "ilimitada"

Varias personas han sido denunciadas por incumplir el toque de queda en Santander
El toque de queda y el confinamiento se mantendrán durante un mes

Cantabria seguirá confinada perimetralmente y con toque de queda entre las 22:00 y las 6:00 horas hasta el 14 de febrero incluido. Así lo ha anunciado el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, como parte de una batería de medidas que se comenzarán a aplicar a partir de la medianoche del viernes 15 al sábado 16 de enero, con el objetivo de “reducir la interacción social” ante el aumento de casos, de ingresos en UCI y de la incidencia acumulada en los últimos días.

En concreto, las medidas que actualmente estaban en vigor (cierre perimetral de la comunidad, toque de queda y cierre del interior de los establecimientos hosteleros) se mantendrán durante 30 días, así como el cierre de todos los negocios a las 21:30 horas. Como señala el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) en una edición extraordinaria publicada este miércoles, durante este periodo, solo se podrá circular por las vías o espacios de uso público en horario nocturno para la realización de las actividades previstas en el Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre. Por otro lado, se mantienen las mismas justificaciones para la entrada y salida de la Comunidad Autónoma, entre las que se encuentran la asistencia a centros sanitarios, el cumplimiento de obligaciones laborales, la asistencia a centros educativos, el retorno al lugar de residencia habitual o familiar y el cuidado de personas mayores.

Respecto al resto de medidas, se mantendrán de forma "ilimitada", al menos mientras dure el Estado de Alarma. En cuanto al comercio, las superficies de más de 400 metros cuadrados estarán cerradas los sábados, domingos y festivos, lo que incluye también centros y parques comerciales. Solo se exceptúan de esta medida los establecimientos de alimentación, farmacias y todo aquel local considerado de primera necesidad. Asimismo, las zonas comunes de centros comerciales solo se podrán usar para el tránsito de personas, por lo que no se podrá vender en ellos.

En el ámbito laboral, las salas de descanso y de estar permanecerán cerradas, y los comedores y salas de reuniones tendrán un aforo reducir a un tercio. Los vestuarios reducirán su aforo al 50%.

Respecto a la cultura, los aforos se reducen a un tercio en todo el ámbito, por lo que afecta a bibliotecas, museos, monumentos, cines, teatros, auditorios y cualquier otro recinto.

Los vestuarios y las duchas estarán prohibidos en los centros deportivos, y los eventos deportivos y entrenamientos deberán celebrarse sin público.

Asimismo, los actos multitudinarios, que son aquellos que congregan a más de 300 personas, quedan suspendidos, y en los centros recreativos habrá un refuerzo del control de aforos. Por último, no se podrán realizar actividades en parques y playas entre las 20:00 y las 8:00 horas.

El informe de la Dirección General de Salud Pública que motiva el presente decreto avala la “eficacia” de las medidas adoptadas hasta el momento en Cantabria para frenar la expansión del virus y, a diferencia de las prórrogas anteriores de 14 días, indica la conveniencia de ampliar el cierre perimetral y el toque de queda por un plazo “no inferior a las 4 semanas para obtener el resultado necesario”.

Dicho informe constata un “cambio de tendencia” en los indicadores epidemiológicos a partir del 25 de diciembre. Hasta esa fecha, la región venía registrando un descenso progresivo en el número de casos nuevos diarios y en la incidencia acumulada. Sin embargo, desde el día Navidad y hasta el 10 de enero la incidencia a 7 días ha pasado de 56,14 a 124,86 y la tasa de positividad ha crecido del 5,5 al 9,1%.

Además, la incidencia global acumulada en los últimos 14 días ha subido un 39,9% entre el 3 y el 10 de enero, de forma casi paralela al indicador de los últimos 7 días, que ha aumentado en ese mismo periodo un 36,9%. “La evolución de ambos indicadores de incidencia acumulada sitúan a Cantabria de nuevo en un escenario de rápido incremento de los contagios a nivel comunitario”, señala el documento de Salud Pública.

Esta situación, derivada de las fiestas navideñas, llevará al Gobierno de Cantabria a adoptar en los próximos días nuevas medidas sanitarias para frenar la escalada de contagios y evitar el colapso del sistema hospitalario.

Por otro lado, a preguntas de la prensa por un posible cierre de los municipios de nuevo, ha respondido que "de momento no se va a hacer", pero no ha descartado que se implante de nuevo si en alguna zona empeora la situación. Además, se haría con mayor control y suspendiendo toda la actividad no esencial.

Comentarios