lunes 26/7/21
CORONAVIRUS

Revilla espera que el brote de la variante india “no vaya a más” porque está “controlado y localizado”

Realización de test para detectar el coronavirus
Realización de test para detectar el coronavirus

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (PRC), ha reconocido que el Gobierno está "preocupado" por el brote de coronavirus que afecta a Colindres y Santa Cruz de Bezana en el que se han detectado algunos casos de variante india, pero ha afirmado que ésta "controlado" y "localizado" y, por tanto, espera que "no vaya a más" y no afecte a la evolución de la pandemia en la comunidad.

Así se ha pronunciado al ser cuestionado este jueves por este brote del que ayer, miércoles, informó la Consejería de Sanidad, que explicó que este brote afectaba por el momento a 23 contagiados y 35 contactos e indicó que entre los infectados se había detectado seis casos de la variante india.

Del total de casos, diez han requerido hospitalización -aunque solo dos permanecen actualmente ingresados, según las últimas informaciones dadas por Sanidad-, con uno de los infectados, de 42 años, que tuvo que ser internado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Ayer ya Sanidad explicó también que el caso índice de este brote posiblemente haya sido importado, accediendo el 22 de abril, con PCR negativa en origen, vía Frankfurt y Bilbao. No ha sido hasta el día 3 de mayo cuando ha sido diagnosticado, a raíz de detectarse otro positivo en su centro de trabajo.

Revilla ha detallado que, al parecer, el contagio procede de un viaje a Polonia de un ejecutivo de una empresa de la zona oriental de Cantabria y luego lo ha trasladado a algún compañero de trabajo y a un entorno familiar. El presidente ha indicado que "lo que preocupa" es que esta variante parece más contagiosa y afecta de forma más grave que otras, habiendo provocado el ingreso de uno de los contagiados en la UCI pese a tener solo 42 años.

Pese a todo, Revilla confía en que este brote "no vaya a más" y "no tenga mayores consecuencias" para Cantabria, que, sigue siendo, según ha dicho, "una región absolutamente segura" y que, en estos momentos, presenta unas baja presión hospitalaria.

"Lo que me dicen es que está muy controlado", ha insistido el presidente, que ha asegurado que los rastreadores están trabajando "a tope" para conseguir "cuanto antes aislar este foco".

Comentarios