lunes. 04.12.2023

La sección sindical de CCOO en Autransa ha denunciado las agresiones sufridas en los últimos días por técnicos de emergencias sanitarias que trasladan a pacientes de salud mental, tras eliminarse en el nuevo concurso del transporte sanitario de Cantabria la ambulancia UVI psiquiátrica que antes se encargaba de ello.

Una situación que, según el sindicato, se produce porque la plantilla "no posee" los protocolos de actuación que deben poner en marcha y tampoco cuentan con los recursos adecuados para poder realizar su trabajo.

Para CCOO, "la gota que ha colmado el vaso" se ha registrado ayer, cuando dos trabajadores han sido agredidos por el familiar de un paciente de salud mental en el desempeño de sus funciones, revelando "las significativas carencias existentes" tanto en los protocolos como en la coordinación, lo que afecta tanto a la seguridad de los pacientes del servicio como al bienestar de la propia plantilla de emergencias. En este sentido, recuerda que desde el 13 de septiembre viene reclamando protocolos de actuación que, a día de hoy, "aún no han sido implementados".

Para el delegado de CCOO en el comité de empresa de Autransa, la nueva concesionaria del servicio del transporte sanitario urgente de Cantabria, "es intolerable que esta falta de directrices claras y de recursos adecuados comprometan la seguridad" de los usuarios del servicio y de sus trabajadores.

El sindicato ya ha solicitado al Servicio Cántabro de Salud (SCS) que "revise y clarifique" de manera inmediata los protocolos vigentes para traslados urgentes en salud mental, asegurando su implementación "efectiva", y que dote a la plantilla de herramientas y equipos para la contención y traslado seguro de los usuarios del servicio para garantizar la integridad del personal y de quienes son atendidos.

Además, ha reclamado una "coordinación activa" con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, fijando un protocolo de actuación "claro" para situaciones que requieran de su intervención, porque la Policía "ha comunicado que su participación se limita a un acto de presencia y no a la contención de pacientes, ya que también carecen de un protocolo específico para este tipo de actuaciones".

Por ello, desde CCOO se ha pedido que se de a todos los trabajadores unas "directrices mínimas" de actuación mientras se elaboran y establecen los nuevos protocolos, que, a su juicio, deben abordar la comunicación al 061 o las acciones a seguir en caso de que se activen nuevamente los traslados de pacientes con trastornos mentales.

"Si no se soluciona este asunto en breve nos veremos obligados a considerar medidas preventivas para salvaguardar la seguridad tanto de las personas usuarias del servicio como del personal de emergencias", ha apuntado Mato, que ha añadido que están "barajando" la posibilidad de no bajar de la ambulancia hasta contar con una zona segura y la presencia de fuerzas de seguridad para prevenir incidentes y garantizar la seguridad de todo el mundo.

Comentarios