viernes. 09.12.2022

Cantabria ha regresado al nivel de riesgo controlado por la pandemia del Covid-19, por primera vez desde mediados del pasado mes de abril, esto es, hace algo más de cuatro meses.

Por su parte, los nuevos casos detectados se han incrementado hasta 37 entre personas mayores de sesenta años, el único grupo de edad del que se ofrecen datos. Sin embargo, estos positivos suponen más del doble de los diagnosticados en el recuento anterior -16-, aunque hay que tener en cuenta que los fines de semana se realizan menos pruebas.

De esta forma, la incidencia ha descendido ligeramente a catorce días, al pasar a 263 contagios por cada cien mil habitantes, trece menos que la víspera. En la última semana se han diagnosticado 208 positivos.

El número de ingresados en la región ha descendido a 26, dos menos que el domingo, cinco de ellos continúan en la unidad de cuidados intensivos. Así, la ocupación de camas hospitalarias ha caído una décima, al 1,7%, mientas que en la UCI sigue en el 3,6%, según datos de la Consejería de Sanidad. En el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla están diez pacientes en planta, dos más que la víspera. Además, hay cinco en Sierrallana, cuatro en Laredo, uno en Reinosa y otro más en Liencres.

Finalmente, no se han contabilizado más fallecidos, de manera que el total de víctimas mortales desde el inicio de la pandemia se mantiene en 984 en la comunidad autónoma.

 

Comentarios