lunes 21/6/21
CORONAVIRUS

“Acabaremos cerrando toda la hostelería si los datos no mejoran”

El consejero de Sanidad de Cantabria, Miguel Rodríguez
El consejero de Sanidad de Cantabria, Miguel Rodríguez

Cantabria ha entrado este lunes en el nivel 4 de alerta sanitaria. Los casos diarios no descienden, y los ingresados en hospitales y en unidades UCI continúan aumentando. Ante esta evolución, el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, ha afirmado que “acabaremos cerrando toda la hostelería si los datos no mejoran”.

Rodríguez reconoce que “la población está cansada, son muchos meses de epidemia”, pero alienta a “no bajar el nivel de guardia”

En una entrevista concedida al programa Cantabria en Sintonía, Rodríguez ha considerado que “el tiempo nos da la razón”, y las medidas que afectan a la hostelería se están revelando necesarias. El consejero valoraba así las imágenes de las terrazas de bares y restaurantes en la Plaza Cañadío de Santander, que superaban claramente el 75% del aforo permitido con las nuevas restricciones. “Es cierto que los hosteleros no son responsables de los contagios”, ha reconocido, pero “sí lo son del uso que los clientes hacen de la hostelería”. En este sentido, ha reiterado que en un entorno de este tipo, donde “no llevamos la mascarilla”, es más importante que nunca respetar la distancia de seguridad, “y no se cumple”, como este lunes les han trasladado los cuerpos y fuerzas de seguridad.

A pesar de esto, y de que Cantabria ya está en ese nivel 4 de alerta, “no vamos a tener nuevas restricciones”, al menos no por el momento. Rodríguez ha asegurado que las que actualmente están implantadas en la comunidad son “amplias” en materia de aforos y para reducir la interacción social, como el toque de queda o los grupos de un máximo de seis personas. Pero para comprobar su efectividad “tenemos que esperar a que hagan efecto”, y eso, según los expertos, son “entre 10 y 14 días”.

El consejero ha explicado que el nivel 4 implica que “la situación se está complicando por momentos”. Es por eso que ha hecho un “llamamiento para bajar la interacción social”. “Tenemos cifras diarias muy altas de nuevos contagios. Tenemos calculado que al cabo de unos días, hasta un 8-10% de los infectados puede llegar a tener que ir al hospital”, ha aseverado.

Es por esto que ha pedido “cambiar nuestras costumbres”. Rodríguez reconoce que “la población está cansada, son muchos meses de epidemia”, pero alienta a “no bajar el nivel de guardia”. El titular de Sanidad asegura que “no podemos hacer la vida que teníamos antes de marzo”, y es necesario seguir trabajando la distancia social.

COLEGIOS Y SANITARIOS

Respecto a la situación vivida en los colegios en la última semana, con la vuelta a las aulas de los alumnos en un primer momento y la sentencia que posteriormente obligó a mantener los días de vacaciones, el consejero ha asegurado que “no ha habido aumento de contagios” gracias al confinamiento de los municipios. Eso ha evitado, a su juicio, una “movilidad interna” de municipios con “gran cantidad de pacientes infectados”, como Santander, Camargo o Castro Urdiales, a municipios con poca incidencia.

Rodríguez también ha valorado la incidencia entre los profesionales sanitarios. Según ha señalado, actualmente se contabilizan 70 casos positivos en el sector, algo que “siempre nos preocupa porque son los que tienen que cuidar de los enfermos”. Y aunque la incidencia no es demasiado alta, “me gustaría que fuese mucho menor”, pues cada caso supone apartar a un profesional, y “por lo tanto tenemos menos personas para atender a la población.

Comentarios