lunes 20/9/21
MEDIO AMBIENTE

Red Cambera finaliza la primera fase de sus proyectos sobre cambio climático y anfibios

Labores de muestreo del proyecto BsAlert
Labores de muestreo del proyecto BsAlert

La asociación cántabra Red Cambera ha finalizado la primera fase de dos de los proyectos que ha venido desarrollando los últimos años y que han tenido como eje central abordar el cambio climático: 'Red4C: Ciencia Ciudadana y Cambio Climático' y 'BsAlert', que ha perseguido la detección temprana de anfibios afectados por Bsal, un hongo patógeno que causa la muerte en las poblaciones silvestres de salamandras y tritones.

El primero de ellos se ha impulsado desde 2019, con el objetivo de crear un tejido destinado a abordar la mitigación y adaptación al cambio climático mediante la participación ciudadana.

En este sentido, se ha conseguido constituir una red de más de 30 entidades que han trabajado en conjunto para publicar uno de los principales resultados del proyecto, la 'Guía RED4C: ciencia ciudadana para el seguimiento del cambio climático en los ecosistemas'.

Asimismo, se han elaborado diversos materiales como documentos informativos, informes técnicos y audiovisuales divulgativos, con los que se pretende contribuir a abordar la adaptación y la mitigación del cambio climático contando con la participación de la ciudadanía.

Paloma F. Valdor, de Red Cambera, señala que "el cambio climático es la principal amenaza para la biodiversidad y el principal reto al que se enfrenta actualmente la humanidad". Sin embargo, opina que la percepción del mismo por parte de la sociedad "no parece ser adecuada, ya que no se están generando cambios coherentes y racionales en el estilo de vida de las personas". Por ello, el proyecto Red4C surgió para hacer frente a esta realidad mediante la ciencia ciudadana.

Por su parte, el proyecto BsAlert ha perseguido la detección temprana de anfibios afectados por Bsal, organismo causante de la enfermedad quitridiomicosis que ha provocado una mortalidad y extinción generalizada de anfibios en todo el mundo.

Red Cambera ha recogido muestras de la piel de 358 tritones en cinco espacios protegidos de la Cordillera Cantábrica

Red Cambera ha recogido muestras de la piel de 358 tritones en cinco espacios protegidos de la Cordillera Cantábrica siguiendo un estricto protocolo de muestreo. Para complementar los análisis efectuados, se ha diseñado la aplicación para dispositivos móviles BSALERT, una herramienta de ciencia ciudadana que cualquier persona puede descargar desde la página web del proyecto para ampliar el conocimiento de la enfermedad y contribuir a detectar la presencia del hongo Bsal.

Con la información recopilada y los resultados de los análisis de laboratorio, se ha elaborado una propuesta de 'Programa de vigilancia a largo plazo para el conocimiento de la distribución de Bsal en la Cordillera Cantábrica', según ha informado Red Cambera en nota de prensa.

Comentarios