miércoles 14/4/21
IMPLANTE COCLEAR

“Un implante coclear te conecta con la sociedad pero la sociedad no está sensibilizada con nosotros”

Antonio, presidente de AICE Cantabria 1
Antonio, presidente de AICE Cantabria en el Parlamento de Cantabria

La Asociación de Implantados Cocleares (AICE) de Cantabria lleva toda la semana dedicándose a la audición con charlas de concienciación y stands informativos para acercar a la sociedad la problemática de este colectivo, integrado por personas con problemas de audición que han recuperado el oído gracias a este tipo de implantes. Para conmemorar este día desde eldiariocantabria.es hablamos con Antonio, presidente de la Asociación en Cantabria. 

- Este jueves se celebra el Día Internacional del Implante Coclear, ¿cómo le explicarías a alguien qué es?

El implante coclear es un dispositivo electrónico que se utiliza para las personas que se quedan sin audición de manera absoluta o prácticamente absoluta y de esta manera puedan volver a oír. Este dispositivo tiene dos partes, una interna y otra externa, la interna se implanta con cirugía y la externa es muy parecida a un audífono. Es imprescindible una vez conectado tener una rehabilitación logopédica lo más eficaz posible y ajustar el dispositivo dependiendo de cada uno. Muchas personas que tienen ya un implante coclear han confesado que les ha cambiado la vida y que es un milagro, porque es volver a recuperar la audición, aunque sea de una manera un poco extraña. Es una satisfacción.

- ¿Consideras que hay un desconocimiento social sobre este tema?

El desconocimiento es prácticamente absoluto, hay gente que no sabe ni de lo que hablamos cuando decimos implante coclear. Es cierto que el desconocimiento no es solo social, a nivel médico todavía en 2021 hay otorrinolaringólogos que no saben realmente cómo es un implante coclear con exactitud, se puede decir que saben que existe pero no de una manera concreta. Hay un desconocimiento pero no solo de este tipo de implante si no de las audio prótesis en general, es un mundo muy muy complejo. En un ámbito más profesional, también hay un poco de desconocimiento pero desde la Asociación intentamos aportar todo el conocimiento posible.

Hay un desconocimiento pero no solo de este tipo de implante si no de las audio prótesis en general, es un mundo muy muy complejo

- Hablando de la Asociación, un gran apoyo para los usuarios, ¿cómo trabajáis?

La Asociación de Implantados Cocleares de España se creó para asesorar a los usuarios de implantes cocleares porque con este dispositivo se dio un una circunstancia novedosa en comparación con el audífono. En este caso el implante coclear es un dispositivo que se coloca en un hospital no en una tienda de audio prótesis. Es decir, hay una intervención quirúrgica por medio. Desde la asociación intentamos asesorar de esto y más de la mayor manera posible, sobre todo a los padres y familiares de niños y adultos que necesitan un implante coclear. Estamos trabajando bien aunque todo es mejorable y tenemos que llegar a más gente. Respecto a esto creo que hay zancadillas para que no podamos llegar a más gente porque estos dispositivos son muy caros, por ejemplo. Hay un dato que me ha llegado recientemente y es que el 93% de las personas con pérdida auditiva que no usan  podrían beneficiarse de un implante coclear. Aquí en Cantabria hacemos tambien un acompañamiento en la rehabilitación mediante apoyo logopédico, apoyo motivacional, mediante sesiones de terapia y programas que cubren las necesidades de los usuarios. 

- A veces se oye hablar de un cierto miedo acudir a este tipo de  plataformas por la propia incertidumbre o por el desconocimiento social del que hemos hablado antes, ¿cómo animarías a la gente a acudir?

Yo creo que en el momento que sepan que existe esta asociación, ellos mismos piden venir. Además, el asesoramiento es gratuito y sin ningún compromiso y ahí ellos saben que no tienen ningún problema. Mencionabas en la pregunta incertidumbre o un tipo de miedo social, pero más que eso es miedo a la aceptación. Si tú le dices a alguien sordo que tiene que acudir a estas asociaciones o ayudas inmediatamente te dicen “no, yo no soy sordo, oigo mal o borroso pero no soy sordo”. Hay mucha gente que tiene ese estigma y no aceptan que son sordos. Nosotros somos una asociación de implantados cocleares, no decimos que somos sordos con letras.

-  En las dificultades que se puede encontrar una persona con pérdida auditiva, ¿qué necesidades notáis latentes en el día a día?

Me alegro de que me hagas esta pregunta. Existe una cosa que se llama la contaminación acústica y España es el segundo país más ruidoso del mundo según la OMS, y eso ya es un problema. Con las audio prótesis el ruido lo escuchamos de una manera muy potente, entonces, en el día a día el ruido o las interferencias de una conversación para nosotros es un problema. Por ejemplo, en una conversación con muchas personas, si hablan entre sí ellas si se entiende, pero alguien que lleve un implante coclear o algún dispositivo no.

Actualmente el COVID-19 y las mascarillas son un tema frustrante para nosotros. Al final este problema provoca aislamiento y dejas de socializar. En el día a día estamos viendo que oír con un implante coclear o una prótesis te conecta con la sociedad pero la sociedad no está sensibilizada para que nosotros nos enteremos. Es parecido a cuando las personas mayores dicen que entienden nada cuando habla tanta gente. Falta paciencia y no se dan momentos adecuados para una buena comunicación. Una manera de evolucionar es mejorar la programación y la electrónica de los dispositivos que se están fabricando, que cada vez son mejores pero hay que fijarse más en la programación.

El covid-19 nos está asilando más porque salimos menos y no nos podemos juntar en terrazas porque suele haber mucho ruido

- La llegada del COVID-19 ha sido un batacazo para gran parte del mundo, ¿cómo os habéis visto afectados vosotros?

Las autoridades sanitarias nos han puesto unas medidas muy importantes para frenar los contagios y no caer enfermeros, porque la salud es lo importante. Desde que empezó la pandemia nos han pedido dos cosas esenciales, la distancia social y el uso de la mascarilla. La distancia es insalvable, hay gente que necesita pegarse a ti para entenderte bien y, en el caso de la mascarilla todo se solucionaría si fuesen transparentes, además las mascarillas quitan decibelios al sonido y lo complica. El covid nos está asilando más porque salimos menos y no nos podemos juntar en terrazas porque suele haber mucho ruido. Además, las personas implantadas que trabajamos de cara al público la distancia también es un problema. Hay muchísimas bajas por falta de adecuación en el puesto de trabajo porque no está el mundo laboral preparado para las personas sordas y las personas que trabajamos lo estamos pasando realmente mal.  Por lo menos si trabajamos por video llamada podemos leer los labios o subtitular la conversación. 

Comentarios