miércoles. 21.02.2024
MIRIAN MARTÍNEZ

“Ha habido denuncias por casos así a estas personas los últimos tres años, y hasta que la UC no se ha visto afectada no han actuado”

La candidata a presidir el Consejo de Estudiantes de la Universidad de Cantabria habla sobre su propuesta para el futuro de este órgano institucional y la polémica generada a raíz de los mensajes en redes sociales

Mirian Martínez, candidata a presidir el Consejo de Estudiantes de la Universidad de Cantabria
Mirian Martínez, candidata a presidir el Consejo de Estudiantes de la Universidad de Cantabria

Mirian Martínez ha visto como, de la noche a la mañana, se ha colocado en el centro del foco informativo. No solo porque vaya a ser la próxima presidenta del Consejo de Estudiantes de la Universidad de Cantabria (CEUC), cuyas elecciones se celebran el 25 de enero y en las que es la única candidata, sino porque fue una de las afectadas y mencionadas directamente en los mensajes difundidos desde la cuenta oficial del CEUC en la red social X, que han despertado una importante polémica en la que políticos, organizaciones sindicales y los propios alumnos han mostrado su rechazo a comentarios que han sido calificados de homofóbicos e incitantes al odio. Entrevistamos a esta joven estudiante de 26 años que tiene en su trayectoria tres años de Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad de Burgos, dos certificados profesionales de Marketing y Redes Sociales, y Artes Gráficas, y que actualmente está cursando Cuarto de Relaciones Laborales en la UC.

¿Por qué decide presentarse con esta candidatura?

La candidatura no sale de mí como decisión personal. Sale de varios estudiantes del claustro que pensamos que iba a ser lo mejor. Iba a ser más asequible conseguir algo con una candidatura conjunta, y a mí me eligieron como cabeza visible, pero es un proyecto en el que hay mucha gente detrás.

Nos sorprende que estos mensajes se hagan desde una cuenta oficial, no el hecho de que se hagan. Conocemos quienes son y cómo han actuado anteriormente

¿Qué necesita la Universidad de Cantabria en materia del alumnado?

La Universidad tiene que ser mucho más plural, diversa y con una participación estudiantil activa. Ahora mismo está bastante muerta y no existe una vida universitaria como la de otras universidades como la de Salamanca. Queremos que la UC también tenga esa vida para que la institución tenga mejor imagen y vengan más alumnos, porque eso también significa más dinero para la Universidad y más mejoras.

Escuchando esto, entiendo que el Consejo de Estudiantes no está respondiendo a estas necesidades. ¿Qué imagen tiene el CEUC ante los alumnos?

Es cierto que las intenciones del Consejo de Estudiantes en estos últimos tres años eran fomentar esa participación universitaria, pero han caído en el error de hacer una gestión muy personalista. Eso ha mermado esa participación porque veían el CEUC algo lejano, algo externo a los estudiantes. La participación no se fomenta de esa manera. Al final, son tipos de gestión. Ha habido una promoción personal y no mucha gestión ni valoración con los estudiantes. Nosotros queremos que los alumnos pertenezcan a la Universidad, que no solo tengan una matrícula, vayan a aprobar y ya está, sino que la vivan, que es una etapa de la vida muy bonita que hay que aprovecharla y disfrutarla.

Ha sido una de las afectadas directamente por la polémica de los mensajes. ¿Cómo vivió esas primeras horas?

He pasado unos días un poco nerviosa. Además, no estaba acostumbrada a la presión mediática y a hablar con los medios, y eso lo ha hecho un poco más difícil. Lo que he hecho ha sido desvincularme lo más posible de la polémica. Primero porque no creo que me beneficiase, y porque, al sentirme directamente atacada, no quería entrar en el juego, no estaba de acuerdo con esa actitud. Simplemente me aparté, dejé que la UC fuese la que tomase medidas. Presentamos la demanda en su momento y estamos a la espera de que nos manden la resolución.

¿Y qué opinión le merece lo ocurrido?

Álvaro ahora mismo tiene muy mala imagen después de todo lo que ha sucedido, y creo que dimitir ayudaría

Me parecen unos actos totalmente fuera de lugar y que no están permitidos en una institución como debe ser una universidad pública, en este caso la UC. No son los valores que transmite la universidad ni la sociedad universitaria. A Álvaro (Moreda) lo conozco bien. No sé si ha sido él o no, pero tiene que tomar la responsabilidad siendo presidente del CEUC, y asumirá las consecuencias si no se sabe quién ha realizado todo esto.

¿Resulta sorprendente este comportamiento en el Consejo de Estudiantes de la UC?

Sorprende que lo hagan desde el CEUC, como institución. Pero que la gente que está en el CEUC haga eso no es nuevo, no es de ahora. Lo que nos sorprende es que se haga desde una cuenta oficial, no el hecho de que se haga. Conocemos quienes son y cómo han actuado anteriormente. Ya ha habido casos así con otras cosas y se había hecho, pero de un modo más personal. Aunque utilizaran la figura del CEUC, eran cosas más personales, nunca de esta magnitud ni tan graves.

El día 25 de enero son las elecciones. ¿Álvaro Moreda debería haber dimitido?

Creo que sí. Él ahora mismo tiene muy mala imagen ante la opinión pública después de todo lo que ha sucedido, y creo que dimitir ayudaría un poco a limpiar su imagen. Álvaro es joven, está cerca de acabar la carrera, y no creo que le interese tener la imagen pública que tiene ahora. Creo que debería apartarse totalmente de esto, intentar hacer su vida y avanzar, porque si no lo va a tener muy difícil a la hora de hacer muchas cosas y abrirse camino como profesional

¿Ha podido hacer algo más la Universidad de Cantabria?

Creo que el respeto a es algo generalizado en la vida universitaria

No sé si se podría haber hecho algo más o no porque no conozco todas las consecuencias que puede tener un acto como el que ha sucedido. Lo que sí creo es que la Universidad debería haber actuado más rápido. Esto no es de ahora, viene de antes. Ya ha habido denuncias por casos así a estas personas durante los últimos tres años, y hasta que la Universidad no se ha visto tremendamente afectada, no han actuado. Por lo menos, no de un modo tan tajante como ahora. Por eso creo que llega un poco tarde. Se podría haber prevenido o haberse cortado antes. Pero a ver qué consecuencias hay. Entiendo que procesos de este tipo, que implican cierta investigación y recolección de pruebas, de testimonios… llevan su tiempo para decidir al final qué sucede con todo lo ocurrido.

¿Este tipo de mensajes representan a los alumnos de la Universidad de Cantabria?

No creo que sea algo generalizado. La gente tiene sus ideas, y algunos se pueden pasar los derechos humanos por donde todos sabemos, pero creo que son excepciones. Mis compañeros, cuando hablo con ellos, no tienen este tipo de discursos. Pueden ser más liberales, más socialdemócratas o lo que sea, pero al final el respeto y la diversidad siempre está ahí. Puedes tener una opinión sobre las prácticas, por ejemplo, que las pague la empresa o no, pero siempre manteniendo el respeto a los derechos humanos, la identidad de género o la orientación sexual de las personas. Creo que el respeto a estos valores es algo generalizado en la Universidad.

“Ha habido denuncias por casos así a estas personas los últimos tres años, y hasta que...
Comentarios