miércoles. 06.07.2022

El Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Cantabria (STEC) ha pedido a la Consejería de Sanidad que no "ceda a las presiones" de las patronales de la enseñanza privada y reduzca los conciertos en casi la mitad de los centros privados de la región para asumir la falta de matrícula, pues en su opinión se están produciendo "agravios comparativos" en este aspecto en relación a la enseñanza pública.

STEC ha presentado un escrito de denuncia ante la Consejería de Educación con una veintena de centros privados concertados -casi la mitad de los 46 existentes- en los que, si se aplican los mismos criterios que se utilizan para cerrar aulas en la pública, deberían eliminarse 28 aulas concertadas, ocho de ellas de Educación Infantil, 16 de Primaria y cuatro de Secundaria. Su eliminación supondría dejar de gastar en estos colegios más de un millón de euros, cantidad que debería invertirse en la enseñanza pública. Así lo han señalado en rueda de prensa los miembros del STEC, Jesús Aguayo y Miriam Gómez, que han insistido en pedir a la Consejería que "no claudique ante las diferentes presiones que están ejerciendo las patronales del sector" y no incurra en "agravios comparativos", con "más ventajas" para la red concertada.

Aguayo ha defendido que el arreglo escolar (la planificación del número de clases y profesorado próximo curso) debería realizarse conjuntamente, al mismo tiempo, con la red pública y privada, no como actualmente, donde ya se ha cerrado el de la pública, con el que STEC "discrepa", y ahora se aborda con la privada. En este sentido ha explicado que los centros sostenidos con fondos públicos debe asumir también la falta de matrícula consecuencia del bajón demográfico, pues están entrando al sistema un 32% menos de alumnos de tres años. Un retroceso que es diez puntos mayor en la concertada (39%) que en la pública (29%).

Por ello STEC se ha dirigido a la Consejería para que aplique "los mismos criterios" en ambas redes, no tenga "un trato de favor" con la privada y proceda a retirar 28 unidades concertadas de Infantil, Primaria y ESO. Si prospera la denuncia de STEC y se suprimen los conciertos de estas 28 aulas, la Consejería dejaría de gastar más de un millón de euros al año. Además, ha expuesto que en los últimos 15 años, la distancia entre la pública y la privada se ha ampliado en Cantabria en favor de la primera en 10,5 puntos. La proporción de alumnado que opta por la pública en comparación con la privada en el total de etapas es en este curso del 71,1% frente al 28,9% de la privada. Se trata, según Aguayo, de una "singularidad" de Cantabria, que está cuatro puntos por encima de la media nacional en escolarización pública. En todo el país, la distribución es "asimétrica", con Madrid con el 50% de alumnos escolarizados en centros concertados, por ejemplo.

UNIDADES DE ORIENTACIÓN

Una novedad que también preocupa al sindicato es la petición de las patronales de que se concierten unidades de Orientación, algo de lo que STEC está "convencido de que está pactado" aunque no se ha hecho público.

Gómez ha explicado que este concierto supondría "un cambio radical en el modelo de orientación de Cantabria" y afectaría al trabajo y las competencias profesionales que hasta ahora tienen atribuidos los equipos de orientación educativa, que están formados por personal funcionario de los cuerpos docentes. Actualmente, todos los profesores de orientación son de la enseñanza pública y acuden de forma itinerante tanto a colegios públicos como concertados. "Si se conciertan estas unidades ¿qué pasará con los profesores?", se ha preguntado Gómez. Ambos sindicalistas han subrayado que las unidades de Orientación necesitan invertir en profesorado, además de que sus materiales son costosos. "Esperábamos más recursos de atención a la diversidad" pero "en vez de crecer en la pública, lo privatizan y conciertan con unidades privadas", han denunciado.

CONCURO DE MÉRITOS

Por otra parte, el STEC ha realizado una valoración "muy positiva" de la propuesta remitida por la Consejería de Educación al Ministerio de Educación y Formación Profesional de requerir a los aspirantes del concurso de méritos excepcional del proceso de estabilización docente un acto de presentación como en el concurso oposición.

Aguayo ha recordado que se trata de una reivindicación de este sindicato, que, junto con otras, ha planteado a la Consejería, grupos políticos, Ministerio, Defensor del Pueblo y en la UE. Por ello se ha congratulado de que Educación haya dado "un paso al frente" y "abanderado" esta petición frente al Ministerio, intentando sumar a otras comunidades autónomas. "Estamos satisfechos", ha afirmado. Y es que, en su opinión, este hecho "serviría para paliar muchos de los problemas y dificultades" que plantea el proceso de estabilización del Ministerio. "Lo han hecho bien", ha remarcado en relación al departamento de Marina Lombó.

Comentarios