sábado 28/5/22

La EBAU, conocida como selectividad,  es una prueba que se realizada como requisito para poder acceder a la universidad. María José González López, coordinadora del sistema de acceso a la universidad, habla en La Mirilla de esta prueba de exámenes consecutivos al finalizar bachiller que llevarán al estudiante a la universidad.

Para la coordinadora, es “imprescindible” hacer esta prueba para acceder a la universidad. Anteriormente, la palabra con la que se conocía a esta prueba, llamada ahora EBAU, era selectividad. Pero, para los estudiantes, según González López es similar “porque en el fondo se hacen preguntas sobre lo que los estudiantes vienen estudiando”. En cuanto al cálculo de la nota, una de las partes fundamentales para poder acceder a la universidad y que más preocupa a los estudiantes, hay algunas diferencias. Explica que, en el caso de la PAU –su nombre anterior-”los estudiantes tenían una mayor capacidad para hacer una selección de asignaturas en la fase general y ahora mismo tienen la obligación de cursar las materias generales del bloque de asignaturas troncales de  bachillerato y la materia de modalidad”. En el caso de la segunda fase de la prueba, los estudiantes, “sí mantienen la posibilidad de examinarse de las asignaturas que deseen”, por lo que concluye que, “la primera fase es más obligada”.

Para los estudiantes la EBAU y la antigua PAU son similares, ya que en el fondo se hacen preguntas sobre lo que los estudiantes vienen estudiando, respecto a las asignaturas hay alguna diferencia

Respecto a esto y a las diferencias a la prueba hace años, es que en el caso de la primera fase, los estudiantes podían elegir, por ejemplo entre Historia de España y Filosofía, actualmente esto no es así y deben examinarse obligatoriamente de Historia de España, quedando así  la asignatura de filosofía como opcional para la segunda fase. Las demás asignaturas obligatorias, aparte de Historia de España, están Lengua Castellana y Literatura y primera lengua extranjera. Las siguientes asignaturas correspondientes tienen que ver con la modalidad que el estudiante haya escogido al comenzar Bachiller. “Por ejemplo si el alumno ha cursado la modalidad de ciencias, tiene que cursar matemáticas II obligatoriamente, al igual que los otros estudiantes de las demás modalidades”. Asimismo, las asignaturas de las demás modalidades son: para el bachiller de Humanidades,  Matemáticas Aplicadas a las Ciencias Sociales o Latín, o por otro lado, el especializado en Artes sería Fundamentos del Arte.

La nota final, las ponderaciones dependiendo de las asignaturas, las notas de corte, son los factores que intervienen a la hora de poder acceder a la universidad que el alumno desea. Al hilo del tema, y concretamente a las ponderaciones de cada asignatura y a la nota de la universidad la coordinadora explica que “dependiendo del grado al que quieran acceder tienen un abanico de hasta 22 asignaturas a las que se pueden presentar para subir nota”. En la Universidad de Cantabria, el valor que se multiplica a la nota para subirla es de 0,1 y 0,2 –la ponderación-  para acceder a lo que el alumno desea. Otro de los datos que González López cuenta sobre la parte fundamental de la EBAU es que no todas las universidades utilizan los mismos valores, “no todas las universidades ponderan igual aunque sí que hay una uniformidad, la mayoría de las universidades ponderan al máximo nivel, es decir 0,2, como por ejemplo la asignatura de Biología para los alumnos que quieran acceder al grado de medicina”, concluye sobre las notas, recordando que eso también pasaba con la PAU.

SEDES EN CANTABRIA

La realización de esta prueba en Cantabria se realiza en las dos ciudades más importantes de la comunidad autónoma, en Santander y en Torrelavega. En el caso de Torrelavega, los alumnos visitan la Universidad de Minas, mientras que en Santander ocupan tres edificios, el de la facultad de ingeniería, derecho y ciencias económicas y el de caminos y puertos.

Esos alumnos que se presentarán los días 5,6 y 7 de junio rondan los 2.450 estudiantes, que son los que se examinarán en las pruebas de acceso a la universidad, “un número similar al de años pasados”. La Universidad de Cantabria se organiza, en palabras de la coordinadora, de una manera anual y en la que colaboran muchas personas, “dentro de cada una de las sedes hay un presidente, un secretario y un equipo de vocales que se encargan de recibir y distribuir a los estudiantes, aparte de informar de las características  de las pruebas y cómo rellenar las cabezas y rellenarlos”, explica, añadiendo que hay alrededor de 250 personas trabajando para que los tres días de prueba “salgan bien”.

Al finalizar la EBAU, los estudiantes tienen el derecho de reclamar las notas cuando no estén de acuerdo en algún examen, sobre esto, cuenta que los días en los que se realizan la prueba son del 5 al 7 de junio y que, las notas saldrán el 17 de junio, por lo que 18, 19, 20 se abre el plazo de reclamación, habiendo otros días para corregir el examen reclamado, que saldrá por segunda vez, su nota el día 27 de junio.

 

Comentarios