domingo. 27.11.2022

El partido entre el Racing y el Oviedo fue declarado días antes de su desenlace como de “alto riesgo”. Este encuentro estaba programado para este domingo a las 17:30 horas en los Campos de Sport del Sardinero, bajo el sol de agosto, que acogió a más de 15.000 personas.

El día no comenzó muy acertado para ambos equipos y es que sus aficiones protagonizaron un enfrentamiento en Peña Herbosa esta mañana, donde el mobiliario urbano de las terrazas de la zona salió disparado por los aires, algo que tanto usuarios de las redes sociales como el propio Racing sentenciaron antes del encuentro.  Con presencial policial, el camino hasta El Sardinero fue todo un concierto de cánticos, la antesala de lo que iba a suceder después en el campo de los verdiblancos.

El campo se tiñó de verde para la ocasión | Foto: @realracingclub
El campo se tiñó de verde para la ocasión | Foto: @realracingclub

De esa manera a las 17:30 horas dio comienzo la primera parte del partido, una primera parte donde ambos equipos intentaban buscar su posición y adelantarse en el marcador. Se cumplía la media hora de partido con un empate sin goles y ocasiones de Juergen para los verdiblancos y Rodri Tarín y Borja Bastón para el Oviedo.

Fue en la vuelta del descanso cuando el conjunto de Oviedo se adelantó en el marcador tras un penalti que el VAR sentenció a favor de estos, obra de Bastón desde los 11 metros. Los minutos corrían y la victoria de los del Carlos Tartiere parecía estar más cerca ya que las oportunidad para los cántabros no encajaban en portería.

Los nueve minutos de tiempo añadido no consiguieron que los de casa brindasen el regalo a los asistentes al templo verdiblanco.

HABRÁ AMPLIACIÓN

Comentarios