martes 15/6/21
AMPUERO

Las obras para estabilizar el argayo en la N-629 concluirán próximamente

La delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, visita las obras de estabilización del argayo en la N-629 en Ampuero
La delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, visita las obras de estabilización del argayo en la N-629 en Ampuero

Las obras para estabilizar el argayo en la N-629 en el enlace de acceso a Ampuero concluirán próximamente, al igual que la actuación que se desarrolla en la misma carretera, pero dentro del término municipal de Soba, para la estabilización de otro talud deslizado, pero de menor magnitud. Así lo ha anunciado la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, que ha destacado que estas actuaciones, que está ejecutando la Demarcación de Carreteras del Estado, se enmarcan en una declaración de emergencia aprobada por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) para varias obras en Cantabria.

Quiñones ha visitado este jueves las obras junto a representantes del Ayuntamiento de Ampuero, encabezados por el alcalde, Víctor Gutiérrez, y el jefe de la Demarcación de Carreteras del Estado en Cantabria, Fernando Hernández Alastuey. La delegada ha destacado que el Ministerio que dirige José Luis Ábalos ha aprobado la ejecución de estas obras con carácter de emergencia, con una inversión de 772.398 euros. "Una vez más, el Gobierno de España atiende las necesidades de Cantabria, demostrando con hechos e inversión", ha ensalzado.

Ha indicado que, desde que se inició este deslizamiento a finales de diciembre en el punto kilométrico 80,700, el Área de Conservación de la Demarcación de Carreteras del Estado se procedió a la señalización del peligro y al desbroce y limpieza de la superficie afectada, y paralelamente inició un estudio geotécnico para detectar las causas y plantear las soluciones. Pasados los días, a principios de enero, se observó que el progreso del deslizamiento podía afectar a la plataforma de la carretera CA-502, que sirve de acceso a la localidad de Cerbiago, y, por ello, "con buen criterio, la Demarcación decidió actuar inmediatamente mediante la hinca de carriles, arriostrados en la cabeza y embebidos en una viga de hormigón, con lo que se corrigió la posible afección a la carretera local".

Posteriormente, una vez que el Ministerio ha autorizado las obras de emergencia, "se ha procedido a la consolidación del talud deslizado, mediante la construcción de un muro de escollera, relleno en su trasdós con material compactado y dotado de un drenaje que desagua en la cuneta de la carretera, con lo que se evitarán los efectos adversos del agua que fueron el motivo principal del deslizamiento". Además de dar solución para evitar que el argayo continuase deslizándose, Quiñones ha destacado que la Demarcación de Carreteras también va a reponer el camino que discurría sobre la cabeza del talud y que quedó totalmente hundido por causa del deslizamiento. "El presupuesto global de la obra es de 772.398 euros aunque, dentro de la misma declaración de emergencia y la misma carretera, la N-629, se está ejecutando también otra actuación", ha señalado.

Así, en la subida al puerto de Los Tornos, en el punto kilométrico 56,800, en Soba, se ejecuta otra actuación de estabilización de un talud por un importe de 188.315 euros, "lo que eleva la inversión total realizada en la carretera N-629 a la cantidad de 960.713 euros". Por su parte, el alcalde de Ampuero ha expresado su agradecimiento al Ministerio y a la Delegación del Gobierno por la actuación para solucionar este argayo, con "una obra de importe elevado y que soluciona un gran problema". "Agradecer la declaración de emergencia de estas obras y el intenso trabajo realizado para solucionar este argayo, dando seguridad a los vecinos de Ampuero y de toda la zona, porque la N-629 es una carretera muy transitada", ha dicho Gutiérrez.

La delegada del Gobierno ha señalado que estas obras han sido aprobadas por la Dirección General de Carreteras, del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, en el marco de una declaración de emergencia para la ejecución de varias actuaciones de reparación de daños ocasionados por los temporales de lluvia en diversas carreteras. Así, a solicitud de la Demarcación de Carreteras, se ha habilitado por parte de Mitma una partida de 2.687.362 euros para el desarrollo de obras en la A-67 a la altura de Miengo; en la N-611 en Santiurde de Reinosa, Pesquera y Cieza; en la N-623 en Luena y Piélagos; en la N-629 en Soba y Ampuero; y en la N-634 en Cabezón de la Sal, que también visitó la delegada a principios de abril.

Comentarios