viernes. 01.12.2023

El Sindicato de Enfermería, SATSE Cantabria, ha criticado el acuerdo alcanzado entre el Gobierno regional (PP) y los médicos para retomar la actividad extraordinaria de operaciones, consultas y pruebas en los hospitales por las tardes para reducir las listas de espera, "olvidándose" de las enfermeras.

El sindicato ha censurado este martes en nota de prensa que esta medida, anunciada ayer en el Parlamento por la presidenta del Ejecutivo autonómico, María José Sáenz de Buruaga, ha sido tomada "fuera" de la Mesa Sectorial y "negociando con un único sindicato"; y ha avanzado que "de persistir" esta actitud tomarán medidas.

Según ha señalado, esta iniciativa contempla una mejora salarial para los médicos. Así, se pregunta si "en los quirófanos únicamente entran médicos o también hay enfermeras", que son, ha destacado, las que "se ocupan" del seguimiento del post operatorio. "Una vez más la presidenta se olvida de las enfermeras que son, clave fundamental para el funcionamiento de los quirófanos", ha denunciado la secretaria general de Satse Cantabria, Ana Samperio.

Satse ha recordado a Buruaga que "las medidas de ese calibre y que afectan a varias categorías profesionales se toman en Mesa Sectorial, en la cual no está únicamente un sindicato, sino que hay varios y las medidas tienen que contar con la firma de todos ellos". "Acaban de empezar la legislatura y se están tomando medidas para contentar a unos profesionales olvidándose sistemáticamente de las enfermeras", ha lamentado Samperio, que ha añadido que "acabamos de empezar y ya estamos cansadas".

CCOO

La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de Comisiones Obreras (CCOO) en Cantabria ha criticado que la Consejería de Salud haya cerrado un acuerdo para recuperar la actividad extraordinaria de por las tardes "al margen de la mesa sectorial".

Así, ha lamentado que el acuerdo para recuperar las llamadas 'peonadas', cuyo objetivo es reducir las listas de espera, recoja un "aumento del 20% para una sola categoría", y no piense en que es "necesario hacer una apuesta firme y decidida por elaborar y negociar un nuevo plan más ambicioso".

El sindicato ha estimado que el plan que necesita la sanidad en Cantabria pasa por disponer previamente de información "clara y precisa" sobre la actividad en la jornada ordinaria de los procesos, por optimizar los recursos en turnos de mañana y tarde, creando empleo de calidad en aquellas categorías donde sea posible y estableciendo unos procesos con objetivos claros en aquellos donde no es posible la contratación.

Y, sobre todo, añade que "es imprescindible hacer un seguimiento exhaustivo y tener un control de todos los programas especiales, porque no se puede mercadear con el precio/hora sin disponer previamente de la información y sin tener mecanismos de vigilancia".

Así lo ha señalado la secretaria general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO en Cantabria, Arantxa Cossío, quién ha subrayado que "la salud de la población no se compra con un cheque en blanco".

Tras el anuncio del acuerdo alcanzado que hizo ayer en el Pleno del Parlamento la presidenta cántabra, María José Sáenz de Buruaga, la federación ha trasladado al consejero de Salud, César Pascual, que existen muchas categorías profesionales, que gran parte de ellas intervienen de forma directa e indirecta en la disminución de listas de espera y que, "como sindicato de clase y sociopolítico, CCOO representa a todas las categorías profesionales y defiende una sanidad pública para todos".

Para Cossío, "es intolerable que la Consejería de Salud ignore a la mesa sectorial, que es el único órgano de negociación del Servicio Cántabro de Salud (SCS), con independencia de las categorías profesionales". "Nos preguntamos, entre otras cosas, si para llevar a cabo toda esa actividad extraordinaria solo se necesitan médicos o si solo hay un sindicato que represente a todo ese colectivo. Nos parece una falta de respeto que no se cuente con el resto de organizaciones sindicales dentro del marco de la mesa sectorial. No podemos estar más en desacuerdo con la actuación de la Consejería de Salud ni en la forma ni en el fondo", ha lamentado en un comunicado.

Cossío ha reiterado que CCOO es el sindicato más representativo en el SCS y, sin embargo, el consejero "ni siquiera ha tenido a bien reunirse" con él desde que accedió al cargo, a pesar de que se le ha trasladado esta intención "en varias ocasiones, tanto de forma privada como pública", para trasladarle sus propuestas "en pro de la sanidad cántabra".

La federación ha instado al consejero a sentarse a negociar las partidas presupuestarias de 2024 con el objetivo de que recojan todas las necesidades existentes y que se utilicen los recursos humanos y económicos con eficacia y eficiencia.

"Un buen sistema de salud para los y las cántabras pasa por tener en cuenta a todas y cada una de las categorías profesionales que forman parte del Servicio Cántabro de Salud sin excepción ninguna", ha concluido Cossío.

Comentarios