jueves 9/12/21

La Guardia Civil de Cantabria ha detenido a un hombre de 49 años, vecino de Laredo, como presunto autor de un delito de tenencia ilícita de armas y amenazas graves, tras efectuar varios disparos en el interior de un local de esa localidad donde había cinco jóvenes. Los hechos tuvieron lugar sobre las dos y cuarto de la madrugada del pasado sábado, 30 de octubre, en un local que no es público, situado en la Avenida de Los Derechos Humanos de Laredo, ha informado este martes el instituto armado.

Los agentes detuvieron al responsable de los disparos pocos minutos después de recibir aviso sobre lo ocurrido, cuando regresaba al local llevando oculto en la cintura un revólver de calibre 32 milímetros, con seis cartuchos. El acusado había colisionado el día anterior contra un vehículo propiedad de uno de los jóvenes que se encontraba en el local y dio positivo en la prueba de alcoholemia.

La madrugada del día 30 el hombre se personó en el local donde se encontraban en esos momentos cinco jóvenes, y tras un breve intercambio de palabras sobre el accidente, en principio no amenazantes, empuñó un revolver y efectuó un disparo. Dos de los jóvenes se escondieron en el baño y aprovecharon para llamar a la Guardia Civil. Al escucharlos, el hombre efectuó otros dos disparos, amenazando con disparar directamente a uno de los jóvenes que estaban fuera, si no salían los que se encontraban en el baño.

Después de esta amenaza, comentó que salía a recargar el arma, dirigiéndose a un vehículo que estaba en el exterior del local y, cuando pretendía entrar nuevamente, fue interceptado por los agentes, que le detuvieron y le encontraron oculto en la cintura el revólver municionado con seis cartuchos. Además, en el vehículo se encontraron otros 44 cartuchos del mismo calibre que el arma, para la que el detenido carece de autorización. El revólver será remitido al Servicio de Criminalística de la Guardia Civil para su estudio y análisis.

Comentarios