lunes. 11.12.2023

Los trabajadores de BSH Electrodomésticos se concentrarán el día 20 a las puertas de la fábrica, con paros de 13.00 a 15.00 horas, para que la empresa escuche su reivindicación y negocie un ERTE en 2024, y no un ERE con 59 despidos como plantea.

Así lo han acordado este sábado en una asamblea, en la que el comité de empresa ha explicado a los trabajadores la memoria técnica presentada por la dirección, en la segunda reunión del periodo de consultas de 30 días acerca del Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

El comité propone que en 2024 se siga aplicando el ERTE de producción, que está en vigor desde 2022, y no el ERE que propone la dirección con 59 despidos, dado que son "productivos y rentables".

Por su parte, la dirección sostiene que la medida del ERTE, puesta en marcha desde la invasión de Rusia en Ucrania, "se ha agotado" y necesita aplicar un ERE porque las producciones "no acompañan a la plantilla".

De esta forma, el comité ha pedido el apoyo a la plantilla, formada por 340 empleados, de cara a las próximas reuniones con la dirección, previstas para el miércoles y jueves de esta semana.

Asimismo, los trabajadores han apoyado la propuesta de desarrollar el próximo día 20 un paro de 13.00 a 14.00 horas, para los turnos de mañana, y otro de 14.00 a 15.00 horas, para los de tarde.

También se han mostrados partidarios de llevar a cabo más movilizaciones "hasta que la empresa escuche la reivindicación del comité", que a día de hoy es que negocie un ERTE en el año 2024.

Así, el comité va a tramitar ahora la documentación ante Trabajo, el Ayuntamiento de Santander y el Orecla para registrar la concentración y poder parar una hora en cada turno ese día en medida de protesta, ha señalado en declaraciones el presidente del comité de empresa, Carlos Romero (UGT-FICA).

El ERE propuesto por la empresa contempla el despido de un total de 59 trabajadores, con 40 salidas a principios de enero, mientras que las otras 19 se llevarían a cabo hasta 2028.

Por su parte, el comité defiende que, según las propias previsiones de BSH, la fábrica de Santander puede terminar el año "siendo económicamente productiva".

Comentarios