lunes 29/11/21

El Sector de Sanidad de la federación UGT-Servicios Públicos denunciará ante la Inspección de Trabajo a la empresa encargada de las pruebas de diálisis en el Servicio Cántabro de Salud (SCS), Fresenius Medical Care, por las "precarias" condiciones de trabajo del servicio y su "escasez" de personal. La medida ha sido aprobada por una asamblea de trabajadores de la plantilla, compuesta por algo más de medio centenar de empleados, informa el sindicato.

En un comunicado UGT indica que denunciará a la Inspección de Trabajo la situación laboral del servicio de diálisis y solicitará al Orecla (Organismo de Resolución Extrajudicial de Conflictos Colectivos) el inicio de la negociación de un nuevo convenio colectivo "que resuelva de una vez por todas una problemática que se agrava cada año". Ante esto, advierte que "si la empresa no se atiene a negociar un nuevo convenio y poner en marcha soluciones concretas, se interpondrá una demanda por conflicto colectivo en el propio Orecla".

El Sector de Sanidad de UGT asegura que esta empresa "viene incumpliendo el convenio colectivo y un acuerdo suscrito en mayo de 2021 para mejorar las condiciones de trabajo" de un servicio público, indica, "con una clara escasez de personal que obliga a doblar turnos y a jornadas laborales de más de 10 horas diarias".

Agrega que la propia asamblea de trabajadores instó a adoptar "medidas más contundentes" si la empresa no rectifica y soluciona la precariedad laboral actual, lo que implicaría una demanda en los tribunales.

LA EMPRESA NO HACE NADA

"Se ha intentado negociar con la empresa una y otra vez soluciones concretas pero la respuesta de Fresenius Medical Care es siempre la misma: no hacer nada", denuncia el Sector de Sanidad de UGT, que advierte que "los trabajadores, que llevan diez años en esta situación y sufriendo coacciones de la empresa, están ya hartos y dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias".

Por último, el sindicato indica que informará a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria y al SCS de "las inaceptables condiciones de trabajo del servicio que se está prestando a la ciudadanía". "No pueden mirar para otro lado y permitir una situación como la actual", sentencia UGT para finalizar.

Comentarios