jueves 4/3/21
PEDRO PÉREZ

“Me preocupa que personas de capacidad intelectual tan limitada hayan llegado a cargos políticos, me parece increíble que pensasen que vacunarse no iba a tener consecuencias”

El alcalde de Marina de Cudeyo analiza la situación del municipio tras la exulsión de un concejal de Cs y quedar en minoría el equipo de Gobierno.

"No me planteo otra cosa que aprobar el presupuesto porque lo que nosotros planteamos es muy razonable", afirma.

El alcalde de Marina de Cudeyo, Pedro Pérez Ferradas | Foto: edc
El alcalde de Marina de Cudeyo, Pedro Pérez Ferradas | Foto: edc

El alcalde de Marina de Cudeyo, Pedro Pérez Ferradas, afronta una segunda mitad de legislatura en minoría. La expulsión de Francisco Javier Fuentes de Cs obligó a expulsarle también del equipo de Gobierno municipal, quedan el bipartito PSOE-Ciudadanos con un concejal menos. La primera consecuencia de lo que ocurrió en diciembre de 2020 ha sido que los presupuestos municipales no han salido adelante, si bien el regidor tiene esperanza de poder lograr su aprobación en la primera mitad de este año. Eldiariocantabria habla en exclusiva con el alcalde sobre la situación política del municipio, la crisis sanitaria y económica y los últimos acontecimientos sobre la vacuna.

¿En qué situación está ahora mismo el equipo de Gobierno después de lo que pasó con el concejal de Cs?

La situación es que una vez se ha ido el ya no concejal de Ciudadanos, el equipo de Gobierno se ha quedado en minoría. Somos cinco del PSOE y uno de Ciudadanos, tras una situación más que dudosa desde el punto de vista ético al abandonar el grupo por el que se había presentado a las elecciones y traicionar así a sus votantes. La oposición tiene más votos que el Gobierno, con lo que hay una situación menos estable para gobernar, como se demostró el 21 de diciembre con el rechazo a la aprobación de los Presupuestos. De momento lo que estamos haciendo es seguir trabajando. Teníamos muchas cosas pendientes de final del año pasado que se iban a ir ejecutando como se está haciendo en esta primera parte de 2021, y en este caso sí que hemos tenido algún contacto con la oposición para hacerles un ofrecimiento de colaboración, que se involucren más si ellos quieren en las tareas de gobernanza para intentar sacar adelante los proyectos.

¿Ha visto buena predisposición por parte de la oposición para colaborar? ¿Teme una posible moción de censura?

Por la calle se cuentan cosas, posibles reuniones, pero yo lo desconozco. Lo que sé es lo que me ha manifestado de manera directa el Partido Popular: que por supuesto no se pueden hacer actuaciones de ningún tipo con un concejal trásfuga en respeto al Pacto Antitransfuguismo que tienen los partidos políticos en Cantabria y España. En ese sentido, tanto PRC como PP se han manifestado a nivel regional diciendo que esa es la manera de actuar. Yo confío en que así va a ser y por eso, ante esta nueva situación en la que nos encontramos, nuestra intención es hacerles más partícipes si cabe del trabajo en el Ayuntamiento.

No se pueden hacer actuaciones de ningún tipo con un concejal trásfuga en respeto al Pacto Antitransfuguismo

¿En qué situación ha quedado ahora mismo el municipio con el rechazo a los presupuestos?

El problema es que los gastos del día a día se pueden resolver con el presupuesto prorrogado, pero las otras inversiones previstas están congeladas. Es un contratiempo importante. Había una serie de actuaciones previstas para dotar zonas de aparcamiento en el municipio, mejorar parques, adquirir maquinaria para facilitar de la manera más eficiente la labor de obras municipal. También había una serie de líneas de inversión, en centros culturales, que ahora mismo quedan paradas.  

Además, el presupuesto iría también ligado a hacer frente a la pandemia.

Efectivamente, el año pasado tuvimos que incorporar partidas importantes para afrontar la pandemia con mayores garantías. Fundamentalmente, en este comienzo de año lo más preocupante era seguir con la labor en el colegio, donde estamos dando una ayuda muy importante para garantizar que se mantengan los grupos burbuja y demás, mediante un refuerzo de limpieza y desinfección y también la dotación de un grupo de personas que se dedican en los horarios de recreo, intercambio de clases, entradas y salidas, a cooperar con el profesorado en el mantenimiento de las distancias, en que no se mezclen los niños de cada clase. Eso lo estamos asumiendo, encajándolo como podemos con las partidas del presupuesto de 2020 porque en cualquier caso no íbamos a desatenderlo. Lo que estamos haciendo es tirar de partidas de cultura y educación para afrontar esos gastos que son importantes. De aquí a final de curso, en estos primeros seis meses del año se van a ir directamente 25.000 euros en ello.

Si necesitas adquirir mascarillas puedes tener una partida que te sirva para asignar el gasto de mascarillas a una determinada partida presupuestaria. Es como funciona el presupuesto. También es cierto que desde los departamentos jurídicos municipales, entendiendo la situación de excepcionalidad, también se puede ser menos rígido en la interpretación de la norma, con lo que vamos a seguir la misma línea del año pasado. Evidentemente esto es la pandemia y sus consecuencias. Por ejemplo, se reforzaron los servicios sociales para 2020, algo que vino muy bien porque las personas atendidas a través del Banco de Alimentos han podido subir un 20% y los gastos de emergencia social también han subido sustancialmente. Eso lo podemos asumir con el presupuesto de 2020. Afortunadamente, en lo que se refiere a la dotación de EPI, pantallas, teníamos los deberemos hechos. En cualquier caso, si esto se descontrolara mucho más de lo que ya está, habría que buscar las soluciones jurídicas que fueran necesarias para resolverlo.

No tenemos ningún proyecto que se vaya a ver afectado con la ausencia de presupuestos

Muchos de los proyectos previstos para el presupuesto de 2021 quedan paralizados. Los que están vinculados al Gobierno regional, ¿en qué situación quedan?

Va por vías diferentes. Otra cosa es que hubiera un proyecto cofinanciado. Aquí ahora mismo para 2021 se prevé por el Gobierno una actuación muy importante que es la carretera de Rubayo a Orejo, que se iniciará en breve y que son más de 3 millones de euro. Nos ha dotado por vía presupuestaria con 100.000 euros para actuaciones en el ámbito deportivo, que van a consistir en la rehabilitación y reforma del Pabellón de Remo de Pedreña y el Polideportivo municipal. Ambas tienen cerca de 30 años y necesitan un retoque. En cuanto a proyectos con el Gobierno tenemos fundamentalmente uno, que es cofinanciado pero que la partida que vamos a utilizar viene de la parte que tenemos por la subcontrata del Agua, que es para hacer una obra de saneamiento de unos 200.000 euros en Agüero y que cofinancia el Ejecutivo con el 70%, pero que no tiene problemas para que se ejecute. Sí que tenemos peticiones al Gobierno, el arreglo de la cubierta del colegio, que creo que se hará realidad. No tenemos ningún proyecto que se vaya a ver afectado con la ausencia de presupuestos en este sentido.

Después de prorrogar el presupuesto, ¿cree que va a ser posible aprobar los siguientes?

Vamos a intentar que este presupuesto pueda ver la luz, aunque sea más tarde. Hasta el mes de mayo o junio puede ser un plazo razonable para aprobarlo y vamos a intentarlo. No me planteo otra cosa que conseguirlo porque lo que nosotros planteamos en ese presupuesto es muy razonable, va en la línea de lo que he comentado y también suma ayudas a los sectores que más lo necesitan, como la hostelería. Sin proyectos que sean macro y que luego sean difícilmente sostenibles. Va en la línea de revalorizar el municipio, sus viviendas, tener una mayor calidad de vida, social y económica, que sea un municipio abierto y que sepa dar respuesta a los ciudadanos, eso es lo que estamos intentando, incluso con cosas que durante los años se ha demostrado que son muy difíciles de resolver.

Centrándonos en la pandemia, ¿en qué situación está el municipio actualmente?

No me planteo otra cosa que aprobar el presupuesto porque lo que nosotros planteamos es muy razonable

Estamos en la línea del resto de Cantabria y España. Es ascendente. Primero bajó mucho, luego subió mucho entre octubre y noviembre con una incidencia acumulada muy importante, con 43 casos activos, una barbaridad. Con las medidas adoptadas antes de Navidad bajamos a dos casos activos y ahora, después de las fiestas, tenemos 19 casos. Es verdad que si vemos la incidencia acumulada estamos mejor que muchos municipios, pero la tendencia es la de todos, subir. Estamos todos en doblegar por enésima vez la curva, creo que quedan unas semanas para conseguirlo. Igual que queda demostrado que en los momentos de más movilidad social, de más reuniones y aglomeraciones, sube, cuando se adoptan las medidas, baja. Se fue capaz de estar en poco más de 100 antes de Navidad. Ahora estamos camino de los 400 en Cantabria. Esperemos que las medidas den resultado y luego habrá que pensar que con las vacunas se vaya ganando tiempo a la pandemia.

¿Cree que nos hemos relajado al ver la vacuna tan cerca?

No creo que tenga que ver con la vacuna. A lo largo de este casi año se está demostrado que cuando se restringe, los casos bajan y cuando no, suben. Creo que la mayoría de personas tratamos de autorrestringirnos nosotros mismos pero hay una parte a la que por motivos diferentes le cuesta más ser disciplinado y sucede lo que sucede. Todo depende de las decisiones que se tomen desde los diferentes gobiernos. No hay que esperar que seamos extremadamente cumplidores si no se nos impone, porque a las pruebas me remito. Creo que la mayoría de la gente hace bien las cosas porque si no fuera así estaríamos mucho peor. Hay hechos objetivos como que es muy complicado tomar determinadas decisiones. Por un lado está la salud, pero por otro duele mucho decir a la gente que cierre sus negocios y por eso se intenta optar por otras medidas que favorezcan la apertura, pero a la vez eso va en contra de la seguridad... se está intentando equilibrar y es tremendamente difícil.

Hay varios alcaldes que han planteado el confinamiento como una opción, ¿usted sería partidario de algo así al menos en los municipios más afectados?

Es muy difícil plantear eso desde la no responsabilidad de tomar la decisión. Estamos en un momento en el que no queda otra que restringir. ¿Hasta dónde? Yo eso prefiero que lo decidan las personas competentes, porque si a mí me tocara adoptar esa decisión no tendría la misma visión de la que te pueda dar ahora. Se está tratando equilibrar y medir todo lo posible y lo que  habría que pedir es que la vacunación fuera lo más rápida que se pueda. Ahora parece que se va a una velocidad de crucero. Algo con lo que igual, de manera ingenua no contábamos, es con que las farmacéuticas que están produciendo tienen que tener problemas con la distribución a nivel mundial. Como alcalde de Marina de Cudeyo, creo que ahora mismo, con las normas establecidas, está bien y me parece bien la solución del Gobierno de Cantabria de que a partir de un número de casos se adopten más medidas restrictivas.

¿Qué valoración hace como representante público de la polémica que ha habido con las vacunaciones de consejeros y alcaldes y otros cargos que se han saltado el plan establecido?

Puedo pensar que son unos desahogados, que lo son; que son unos caraduras, que lo son; puedo pensar que no pondría ni un céntimo de mis impuestos a que lo gestionen ellos, que no lo haría, pero más que eso me preocupa que personas de una capacidad intelectual tan limitada hayan llegado a esos puestos, porque me parece increíble que pensasen que su decisión no iba a tener ningún tipo de consecuencia.

Creo que la mayoría tratamos de autorrestringirnos, pero hay una parte a la que por motivos diferentes le cuesta más ser disciplinado y sucede lo que sucede

¿Qué proyectos tienen para lo que queda de legislatura?

Tenemos una serie de objetivos, muchos tienen que ver con ordenar los servicios municipales. Se ha dado una mejora al mantenimiento de las zonas públicas, a la asistencia directa al ciudadano cuando surgen problemas que afectan al Ayuntamiento. Seguir una línea de profesionalización en la respuesta, en el mantenimiento y en el buen uso de todos los edificios y espacios públicos. Te das cuenta que a veces se ejecutan obras que no cuentan después con el mantenimiento adecuado. Se van a hacer nuevos saneamientos, se van a arreglar viales y se van a realizar obras de abastecimiento por valor de casi dos millones de euros. Esto se hace con dinero incorporado al presupuesto en mayo de 2020 del remanente de Tesorería y responde precisamente al objetivo de que el municipio esté en perfecto estado de conservación. Nuestra seña de identidad es trabajar con nuestros proyectos de turismo para buscar la atracción de gente, entre ellos el programa de ecoturismo, trabajar con nuestro programa de cultura con un teatro que se llenaba antes de esta situación y nuestro apoyo permanente al colegio. La intención es que el Centro Cultural Antiguas Escuelas de Elechas, que ha acogido al Ayuntamiento este año, sirva como edificio para los ciudadanos, con oficinas de mediación, de atención al consumidor, juvenil y un espacio mujer para atender las necesidades que se plantean, especialmente a las afectadas por violencia de género. Estamos en el Sistema VioGén del Ministerio del Interior para coordinar mejor la atención estos casos y consideramos que es algo que debe ser muy tenido en cuenta desde el Ayuntamiento. Está siendo una legislatura positiva y este año 2021 va a suponer un salto. Quedan muchas cosas por hacer, muchos espacios por recuperar… ahora también estamos colocando en diferentes parques, elementos biosaludables de gimnasio para que los mayores puedan hacer ejercicio. Que este sea un municipio lo más amable posible tanto para los ciudadanos que viven aquí como para los visitantes.

Comentarios