domingo 29/5/22

Dubái es una de las ciudades que están en la mira de cualquier viajero en todo el mundo. Sus oportunidades de diversión, sumadas a una cultura exquisita, hacen deseable este destino. Eso sí, es una ciudad que puede resultar un poco costosa, por lo que hace falta organizar con detalle el viaje, para evitar cualquier inconveniente durante la estancia.

Emiratos Árabes Unidos es un destino de gran interés para los españoles, por las facilidades administrativas que ofrece, ya que con solo tener un pasaporte biométrico que disponga de al menos 6 meses de vigencia, se podrá viajar a Dubái sin inconvenientes. 

Por otro lado, en lo que respecta a las vacunas, no es necesario contar con ninguna en especial. Ante el problema mundial con la COVID-19, sí es indispensable contar con una prueba PCR vigente y negativa, que esté expresada en idioma inglés o árabe. 

LAS MEJORES RECOMENDACIONES PARA IR A DUBÁI

Dubái es un destino de excelencia durante todo el año, pero si se desea vivir los días con un clima fresco y no de excesivo calor, lo mejor es visitarla entre los meses de noviembre y abril, donde la temperatura es de 25° a 35° C, aproximadamente. De cualquier manera, en Dubái todo está preparado para atender a los turistas en cualquier época, por lo que los ambientes suelen estar climatizados.

Otro aspecto a tener en cuenta para elegir el mejor momento del viaje son las actividades religiosas propias del lugar. Por ejemplo, durante el Ramadán existen ciertas disposiciones que deben cumplirse y que pueden ser molestas para los visitantes. Una de ellas es que no se permite el consumo de comidas y bebidas en lugares públicos hasta la entrada del atardecer.

Después de tener la fecha decidida, hará falta entonces avanzar en la compra de los billetes. Una buena práctica para ahorrar en esta materia es tener la fecha de viaje al menos 4 meses antes, ya que así será posible conseguir mejores ofertas en vuelos y estancias. Incluso, es posible acceder a un servicio todo incluido, y así ahorrar dinero y tener más seguridad en lo que esperará en el destino, sobre todo si es la primera vez que se visita.

Si el hotel se elige por cuenta propia tampoco habrá mayores inconvenientes, ya que es una ciudad que tiene múltiples opciones para todos los gustos. Solo hace falta realizar una buena investigación y reservar la cantidad de días que sean necesarios para evitar que, una vez llegado el día, no exista disponibilidad.

PLANIFICANDO LOS DÍAS EN DUBÁI 

Así como es importante planificar todos los aspectos que tienen que ver con el viaje antes de llegar a Dubái, también hace falta disponer de claridad sobre las actividades que se ejecutarán en los días que se espere estar allí. La buena noticia es que las actividades de entretenimiento no faltan y es mejor tener anotadas las siguientes, porque están consideradas como indispensables:

  • Practicar deportes acuáticos en el Golfo Pérsico.
  • Pasear por el desierto y disfrutar de un safari. Lo mejor es hacerlo en camellos, ya que regalan una experiencia única.
  • Visitar el edificio más alto del mundo, conocido como Burj Khalifa, el cual mide 828 metros.
  • Disfrutar de un crucero a bordo de los veleros árabes tradicionales.
  • Recorrer el desierto desde el aire en un globo aerostático.
  • Pasear por las medinas de los barrios antiguos, para adentrarse en la cultura propia del lugar, y probar parte de la gastronomía, así como comprar recuerdos.
  • Visitar los principales centros comerciales de la ciudad, que están llenos de lujo y posibilidades.
  • Comer en el famoso restaurante del hotel Burj Al Arab, si el presupuesto lo permite, ya que es una opción de lujo.

Cuando se investiga sobre este destino, da la clara impresión de que a Dubái no le falta nada para recibir a los turistas y servirles como merecen, de ahí que sea uno de esos lugares que todos esperan visitar por lo menos una vez en la vida.

 

Comentarios