viernes 22/10/21
HOGAR

Cómo blanquear las almohadas y quitarles ese feo color amarillento

Las almohadas son unos de los recursos más confortables para experimentar un buen descanso, forman parte útil en nuestro dormitorio, y además, son un elemento decorativo esencial. Tenerlas en buen estado y con buena forma es importante, sin embargo, debido a diversos factores, como el uso diario, el sudor, el maquillaje, e incluso la saliva, se vuelven amarillentas.

Cuando son almohadas de microfibra, puedes usar detergente suave y agua tibia
Cuando son almohadas de microfibra, puedes usar detergente suave y agua tibia

Aunque no resulta muy difícil tirar una vieja almohada y comprar una nueva, solemos “encariñarnos” con ella, por su relleno, tamaño, textura o porque sencillamente ya ha adoptado la forma de la cabeza, la posición para dormir y nos proporciona la comodidad que deseamos.

Ante estas razones, es conveniente saber cómo quitar manchas amarillas de la almohada. Con el tiempo, la mugre y la suciedad menos pensada se va acumulando en ésta, sin importar si tiene una funda que le otorgue una capa adicional de protección. Para tenerla siempre blanca, hay algunos consejos a los que puedes atender, que te mostramos a continuación.

LAVADO EN MÁQUINA

Para proceder con este método de limpieza es necesario que primero visualices la etiqueta de cuidado, ya que si no lo haces, podrías deformar por completo la almohada metiéndola en la lavadora. Si tiene unas instrucciones especiales,debes atender a las mismas al pie de la letra, porque podrías arruinar la almohada definitivamente.

Si las instrucciones no son precisas, entonces podrás meter la almohada en la máquina sin problemas y utilizar el detergente que acostumbres a usar. 

ELIMINA LAS MANCHAS EN SECO

Es probable que debido a la suciedad, la almohada no haya cogido ese color amarillo en toda la superficie, sino que se traten solo de algunas manchas. Una vez más, insistimos en que éstas se deben a sudor, maquillaje y otros fluidos naturales del cuerpo.

Para lograr que la almohada coja de nuevo un color blanco y limpio, puedes usar un spray quitamanchas o usar un poco de agua con bicarbonato de sodio y limón.

El bicarbonato de sodio es un componente natural eficiente y tiene muchos usos domésticos, entre ellos, la capacidad de blanquear tejidos, así que será una brillante idea usarlo para quitar esas desagradables manchas a tu almohada preferida.

CREA UNA MEZCLA NATURAL PARA LAVAR LA ALMOHADA DE TU DORMITORIO

A veces el detergente normal que usamos para lavar la ropa y otras piezas, no es suficiente para quitar manchas que han penetrado de forma más profunda en los tejidos. Si éstas tienen tiempo, la mancha puede ser mucho más difícil de eliminar.

Una fórmula efectiva para lograr que la mancha se desprenda por completo del tejido de la almohada es usar  3 cuartos de taza de bicarbonato de sodio, una taza de detergente para lavavajillas (ideal para desprender grasa), media taza de vinagre, y una taza de detergente.

Crearás un líquido potente que seguramente hará que tu almohada vuelva a ser tan blanca como el día que la compraste. 

USA AGUA CALIENTE

El agua caliente penetra mejor en los tejidos, para ablandarlos, y que los agentes externos que puedan afectar se desprendan con mayor facilidad. Por otro lado, la mezcla que hemos descrito anteriormente, puede resultar un poco granulosa, así que si queremos evitar que la misma se quede pegada en la superficie y no genere el efecto que deseamos, lo mejor será realizar un segundo ciclo de lavado con agua caliente. En este caso, podemos añadir media taza más de vinagre para conseguir una limpieza más profunda. 

MANCHAS MUY DIFÍCILES

Dependiendo de la magnitud y dificultad de las manchas, es posible que éstas persistan a pesar de todos los esfuerzos ya realizados; si es el caso, se puede hacer uso de una segunda alternativa.

En esta oportunidad aplicaremos un cuarto de taza de peróxido, que es una solución segura para uso doméstico y un potente blanqueador. Si con esta solución, no consigues blanquear la superficie de tu almohada, lo mejor será pensar en sustituirla por una nueva u ocultar las manchas con una funda.

MÉTODO DE LAVADO PARA ALMOHADAS DE ESPUMA CON MEMORIA O DE PLUMÓN

Para lavar almohadas de este tipo, es muy importante revisar las etiquetas del producto. La mayoría no están ideadas para ser lavadas con agua, en estos casos, lo mejor será limpiar las manchas en seco. Para eliminar los olores usa spray con vinagre, resulta muy efectivo.

Otra recomendación es secar las almohadas al sol. Como no es posible meterlas en la lavadora, coge un cepillo de cerdas suaves, con un poco de vinagre y bicarbonato, y frota la fórmula directamente sobre la mancha. Al terminar el procedimiento deja que la almohada se seque al sol, de esa forma se liberará de olores y humedad.

Cuando son almohadas de microfibra, puedes usar detergente suave y agua tibia. Lo importante en este caso es no escurrirla, ya que se puede destruir o deformar su relleno. Para eliminar el exceso de agua debes exprimir la misma de forma delicada.  

CONSEJOS PARA CONSERVAR EN BUEN ESTADO LAS ALMOHADAS

Los buenos hábitos de limpieza, en general, son la base principal para conservar el buen estado de las almohadas. Los buenos modos de uso ayudarán a conservar su forma y que éstas puedan ser útiles durante bastante tiempo.

Ante ello, éstos son algunos consejos que puedes seguir:

  • Intenta cambiar con regularidad la ropa de cama y las fundas de las almohadas. Es recomendable que esto se haga, por lo menos, una vez por semana.
  • Lava las almohadas una o dos veces al año, y usa un spray para que éstas siempre estén frescas y con buen aroma. 
  • Aparte de la funda, puedes crear un forro y coserlo a la almohada, de manera que funcione como un segundo protector. Puedes quitarlo y ponerlo las veces que quieras, para lavarlo, y que siempre tu almohada se vea y se sienta impecable. 
  • En cuanto al uso, lo mejor será limitarlo al momento de dormir. Si vas a ver la televisión, usa otros recursos, como cojines, o hazlo en el salón, esto evitará que la almohada pierda su forma. 
  • Por último, recuerda que es un producto de uso personal, así que debes tener una de forma exclusiva para ti. Puedes tener almohadas guardadas en caso de que llegue algún invitado que pernocte en casa y brindarle buen confort a la hora de dormir.

Comentarios