lunes. 04.12.2023

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, considera un "desastre" la bajada generalizada de impuestos que defienden los gobiernos de algunas comunidades, como es el caso del Ejecutivo del PP en Cantabria, que tiene previsto presentar la próxima semana su reforma fiscal.

El sindicalista ha criticado la "competencia que se hacen unas autonomías a otras" a la hora de rebajar los tributos, porque "en definitiva lo que hacen es rebajar los servicios a los ciudadanos de Cantabria". "Que nadie se engañe. En una casa si entran cuatro no se pueden gastar seis, y si van a entrar cuatro y ahora tenemos seis, quiere decir que hay dos que hay que recortar, y eso se va a recortar en salud, se va a recortar en educación, se va a recortar en políticas sociales", ha opinado Álvarez en declaraciones a los medios en su visita a Cantabria, donde ha visitado las instalaciones de Global Steel Wire, perteneciente al Grupo Celsa.

En este sentido, ha denunciado que "curiosamente el Partido Popular en todas las comunidades donde entra a gobernar no piensa en recortar los impuestos a trabajadores como los de Celsa", sino que piensa "en los suyos", en los "ricos de Cantabria". "Ya no digamos de Madrid, que ven cómo algunos impuestos absolutamente justos y justificables desaparecen", ha apostillado.

A preguntas de la prensa por esa reforma fiscal anunciada por el Gobierno cántabro, el secretario general de UGT ha mostrado su rechazo ya que cree que "este es el momento de invertir en las personas", en un país que "tiene gravísimos problemas en los sistemas educativos y en los sistemas sanitarios" y que necesita "invertir en los servicios de empleo para que las personas desempleadas en nuestro país sean atendidas, sean formadas y puedan reintegrarse en el mercado laboral. Y eso no se hace rebajando impuestos a los ricos", ha sentenciado.

Acompañado por el secretario general de UGT en Cantabria, Mariano Carmona, Pepe Álvarez se ha reunido esta mañana con la presidenta autonómica, la 'popular' María José Sáenz de Buruaga, pero según ha indicado no han abordado con ella el tema de la rebaja de impuestos.

AMNISTÍA

El sindicalista también se reunió ayer con el líder nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo, antes de su debate de investidura. Hoy, de nuevo a preguntas de la prensa sobre la amnistía que algunos partidos catalanes exigen al candidato socialista, Pedro Sánchez, Álvarez ha reiterado que no se pronunciará sobre algo que "no está en la agenda".

Y es que Feijóo "no ha entrado a negociar eso". "Si fracasa y hay un nuevo candidato, y ese nuevo candidato plantea esta cuestión, será el momento en el que tendremos que hablar de esta y de muchas más cuestiones que seguro que tienen muchísima más importancia para el sindicato", ha sostenido, como ya manifestó ayer.

No obstante, ha vuelto a decir que España y Cataluña están "muchísimo mejor" ahora que en el año 2017, y cree que "algo deben haber tenido que ver los indultos" o los cambios en el Código Penal. "Los ciudadanos de Cataluña han pasado página", ha insistido. Por ello, ha defendido que lo importante ahora es que el país "recobre la plena normalidad y que seamos capaces de vivir todos juntos dentro del marco de la Constitución con la máxima tranquilidad posible".

Además, ha asegurado que el sindicato engloba a "personas con muchas sensibilidades y con sensibilidades diferentes", y no ha debatido para fijar una postura en torno a la amnistía. Y cuestionado por las discrepancias dentro del PSOE en torno a este asunto como la manifestada por el exsecretario general del partido en Euskadi, Nicolás Redondo, que le ha llevado a ser expulsado de la formación, Álvarez ha trasladado su "máximo respeto para las personas y sobre todo para una organización que tiene 140 años, que es el Partido Socialista Obrero Español".

"Yo creo que plantear que hoy el PSOE es uno de los partidos tan democráticos o más democráticos que ningún otro es un absurdo. El PSOE tiene órganos para ir tomando sus decisiones", ha respondido, añadiendo que la "ventaja" de UGT es que "no les aprieta nadie" y podrán tomar una decisión "libre".

Comentarios