domingo 24/10/21
ACTUALIDAD

Hoy es el día del mejor amigo del hombre

María Veloso
María Veloso junto a su perro, Bosco

El 21 de julio se celebra el Día Mundial del Perro. Con esta fecha se busca rendir homenaje a nuestro compañero más fiel. Un amigo peludo que cada vez tiene más presencia en nuestra sociedad y es que según un estudio reciente, en España existen actualmente más hogares con mascotas que con integrantes de menos de 15 años.

El portavoz del Partido Popular en el Parlamento de Cantabria, Íñigo Fernández, no podía imaginar que a un perro se le pudiese querer tanto antes de que Sua llegase a su vida en 2015. Lo hizo con solo cinco semanas, el 22 de diciembre, y desde entonces se han convertido en inseparables. “Su nombre significa fuego en euskera. Es una Golden muy buena y cariñosa, el único problema  que tenemos es que suelta mucho pelo por toda la casa. Yo nunca había tenido perro, esta es la primera vez, y no podía imaginar que se les queriese tanto”, añade.

Iñigo Fernández y Sua

Iñigo Fernández y Sua

Por su parte, a la actriz María Veloso le queda algo menos de un mes para estrenar la segunda temporada de Valeria en Netflix. Desde pequeña es una amante de los animales y ahora vive en Madrid acompañada por Bosco, que llegó a su vida hace algo más de un año y medio. “Lo adopté cuando tenía seis meses. Antes tuve otra perrita que adopté del refugio de Los Corrales y que se me murió porque ya era mayor. Pasé un tiempo superándolo, pero como había tenido perro desde los nueve años, enseguida he vuelto a tener ganas. A los seis meses apareció Bosco, que era monísimo y al que vi a través de la página del refugio. Cuando llegamos allí, abrieron el chenil y sus otros dos hermanos salieron a jugar mientras él se quedó con nosotros y se nos echó encima.  Bosco es buenísimo y ahora es alguien más de la familia. Me he venido a vivir a Madrid y me lo he podido traer así que podemos seguir descubriendo cosas juntos.  Ahora tiene dos años y tres meses, es un loco, tiene mucha energía pero estamos trabajando en ello y es muy cariñoso.  Es una mezcla de Setter Gordon y pastor alemán creemos porque le encontraron tras ser abandonado en el bosque con sus dos hermanos, que también han encontrado casa”, asegura.

Eduardo Santamaría es un tenor lírico que recientemente ha vuelto a Cantabria para abrir las puertas de La Posada del Tenor junto a su inseparable compañero peludo, César. "La primera noche de su vida durmió en mi regazo y así ha seguido siendo durante 13 años. Siempre ha compartido mis alegrías y siempre ha secado mis lágrimas. Solo puedo darle las gracias por ser mi familia".

César-en-su-nuevo-hogar

César en su nuevo hogar

Para el concejal socialista de Polanco, Gonzalo Fernández, la llegada de Chula, fue producto de la casualidad. Su historia de amor comenzó cuando acudió junto a su pareja a una Feria Canina que se celebraba en el Polideportivo Municipal de Polanco. “Al llegar se abalanzó sobre mi pareja y el flechazo fue instantáneo. Adoptamos a Chula en el Refugio Canino de Torres, donde hacen una labor extraordinaria, que quiero agradecer, ya que han salvado la vida a Chula y a todos los perros que han pasado y pasan por allí”. La vida de Chula no había sido sencilla hasta entonces. Fue requisada de la policía ya que su anterior dueño la tenía en unas condiciones lamentables de salud y ahora tiene una segunda oportunidad. “Llegó en un momento personal complicado y se convirtió en nuestra mejor medicina, por eso animo a todo el mundo a adoptar”.

Gonzalo-y-Chula

Gonzalo y Chula

Eduardo Puertas, de Asproan, sabe de primera mano lo que la adopción puede aportar. “Muchas veces pensamos que somos los que les rescatamos y a veces es así, pero al final del camino nos damos cuenta de que es él el que nos rescata a nosotros. Un perro aporta muchísimo a nuestras vidas y le aconsejaría a todo el mundo que lo probara porque es una de las mayores satisfacciones que se puede tener, aparte de que encontrar un compañero de vida como ese es muy difícil”.

Asproan

Además, desde el Refugio Canino de Torres, recuerdan que supone una responsabilidad diaria. “Desde que te levantas hasta que te acuestas tienes que estar pendiente de darle sus paseos, de que gaste su energía, su alimentación, su salud…es como tener un hijo peludo. Pero además de eso, es un gran apoyo porque son animales que te acompañan. Para gente que está sola, también es algo que a veces te hace levantarte, activarte. Es una gran alegría para una casa”. 

Refugio-Canino-Torres

Comentarios