martes 30/11/21

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha anunciado que el Gobierno presentará "en unos meses" su propuesta para implementar peajes en las vías de alta capacidad de la red de carreteras del Estado a partir del año 2024.

La ministra ha explicado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que ya se están realizando diferentes estudios y análisis para determinar qué sistema se implementará, si bien ha asegurado que será una tarificación "justa, rigurosa y sostenible".

Ante esta medida el Gobierno no utiliza el término "peaje" si no que exponen un "sistema de tarificación". Esto supone un cobro adicional cuyo importe vendrá determinado por la distancia que recorramos a través de estas vías, es decir a mayor distancia recorrido más se deberá pagar.

CANTABRIA

En el caso de Cantabria dos son las autovías que cruzan la comunidad: la Autovía de la Meseta (A-67) y la del Cantábrico (A-8).  La longitud de la A-67 en su tramo en Cantabria es de casi 83 kilómetros, mientras que la de la A-8 ronda los 135 kilómetros.

Actualmente el coste medio en las autopistas de peaje para todo tipo de vehículos es de 0,1254 euros por kilómetro de media, por lo que, según las palabras del Ministerio, el coste a pagar en las dos autovías en Cantabria estaría entre los 0,01 y 0,02 euros por kilómetro de media. Por lo tanto, recorrer ambas autovías tendría un precio de 1,67 ida y vuelta la A-67  y 2,7 ida y vuelta la A-8.

¿Cuánto nos costaría viajar desde Torrelavega a Santander? A través de la autovía A-67 una gran cantidad de coches realizan este recorrido todos los días y, según los cálculos viajar entre estas dos ciudades nos supondría 0,50 céntimos entre ida y vuelta más el 21% de IVA -esta cantidad correspondería al precio de 0,01-.

Esta medida no solo afectaría a la industria o al sector comercial ya que muchos vecinos de Bilbao se trasladan a Cantabria por trabajo, y viceversa. Lo mismo ocurre con Asturias y la frontera con Castilla y León. Las principales conexiones con estas comunidades son la A-8 y la A-67, por lo que a los costes del trayecto de ida y vuelta que habitualmente se realiza habría que sumar el peaje.

Ahora solo queda esperar a que el Gobierno confirme cuál será el precio definitivo de las autopistas y autovías españolas para que los conductores empiecen a hacer su propio cálculo.

 

Comentarios