martes. 06.12.2022
SALUD

La gripe se incrementa levemente en Cantabria y suma ya 9 fallecidos

Desde el inicio de la temporada de control el 1 de octubre pasado, se han diagnosticado de forma clínica 5.249 casos de gripe.

Gripe_portada

La gripe ha continuado su tendencia ascendente en Cantabria durante la quinta semana del año (del 27 de enero al 2 de febrero), con una tasa de 306,73 de casos por 100.000 habitantes, y se mantiene en un nivel epidémico medio, sumando ya un total de nueve fallecidos.

Este incremento "muy leve" de la tasa de casos de gripe hace prever una estabilización de la onda epidémica, ha informado el Gobierno de Cantabria, que ha recordado que a nivel nacional la tasa de gripe alcanza los 271,4 casos por 100.000 habitantes.

En esta quinta semana, el número total de nuevos casos de gripe declarados en Cantabria por el sistema EDO (Enfermedad de Declaración Obligatoria) es de 1.508 (un 16% más que la precedente). En total, desde el inicio de la temporada de control el 1 de octubre pasado, se han diagnosticado de forma clínica 5.249 casos de gripe.

Por áreas, la mayor incidencia corresponde a Santander, con 821 casos; por detrás, se sitúa Torrelavega-Reinosa, con 404, y, finalmente, Laredo, que contabilizó 283 casos de gripe en la semana de referencia.

El número total de casos graves registrados alcanza los 66, de ellos 11 la semana pasada; y la cifra global de hospitalizados con gripe (ingresados por cualquier causa e independientemente de la gravedad del proceso gripal), se eleva a 203, de los que 46 corresponden a la semana pasada. Del total de 66 casos graves contabilizados, nueve han fallecido, 47 ya han sido dados de alta y diez aún permanecen ingresados. Los casos identificados esta tercera semana indican una circulación mixta de virus de diferentes tipos, si bien predomina el tipo A (83,7%) sobre el B (16,3%). El subtipo de mayor prevalencia es del virus AH1N1 (variante 2009), el 76% de los casos.

RECOMENDACIONES

Desde la Dirección General de Salud Pública se recuerda a la población que es necesario seguir una serie de recomendaciones básicas para evitar el contagio.

Así, hay que mantener una buena higiene de manos, con lavados frecuentes con agua y jabón; cubrirse el estornudo y la tos con el pliegue del codo, nunca con la mano, para no contagiar al resto, y evitar el contacto con otras personas si se está enfermo. Además, es conveniente ventilar a menudo los espacios, usar pañuelos desechables, alimentarse bien y beber muchos líquidos y evitar siempre el consumo de tabaco, que además de ser muy perjudicial para la salud, debilita el sistema inmunológico y lo hace más vulnerable a enfermedades como la gripe.

Tanto la gripe como los catarros comunes y resfriados son procesos víricos que no responden a los antibióticos y que solo precisan acudir a los centros de salud y servicios de urgencias cuando presentan síntomas llamativos o señales de alarma.

Comentarios