sábado 19/6/21
PARO

Cantabria es la única autonomía “con menos empleo que el año anterior”

UGT, CCOO y USO coinciden en la situación desastrosa que confirman los datos de la EPA, y que impiden una salida de la crisis.

CEOE-Cepyme considera "muy preocupantes" los datos, y afirma que "Cantabria está dejando pasar el tren".

El secretario de Empleo de UGT en Cantabria, Julio Ibáñez
El secretario de Empleo de UGT en Cantabria, Julio Ibáñez

Los principales sindicatos de Cantabria, CCOO, UGT y USO, han coincidido en su visión sobre los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) hechos públicos este jueves, que señalan que la región redujo el número de parados en 2.600 personas durante 2015. Todos ellos han asegurado que no solo no son positivos, sino que evidencian la mala situación que vive Cantabria.

El secretario de Empleo de UGT en Cantabria, Julio Ibáñez, ha calificado de "demoledoras" para el empleo en la región estas estadísticas que, en su opinión, confirman la tendencia negativa del mercado laboral a lo largo de todo el año pasado.

En un comunicado, ha recordado que Cantabria es la única autonomía "con menos empleo que en el año anterior". Es más, Cantabria ha registrado en 2015 el menor número de ocupados en estas fechas desde 2002, y lo que a su juicio es peor es que esta pérdida de empleos se localiza casi exclusivamente en la industria, que acumuló una reducción de 3.100 ocupados en 2015 y contabiliza el menor número de ellos (34.500) desde el año 1993.

Para el responsable regional de Empleo de UGT, "es más que significativo que Cantabria perdiera 4.300 asalariados en el año 2015 y que muchos de ellos se hayan tenido que buscar la vida como autónomos (hubo 3.500 autónomos más que en 2014), aunque la pregunta es que cuántos de ellos sobrevivirán en el mercado laboral".

El sindicalista ha insistido en que, un año más, Cantabria sigue perdiendo población activa (-3.400 activos en 2015) y registra su menor número de activos desde 2006, "síntoma inequívoco de un mercado laboral enfermo que no funciona", con una tasa de paro que es inferior a la media nacional en tres puntos (-3,19%) pero porque su tasa de actividad está también por debajo de la de España e incluso en niveles superiores a la del paro (-3,66%), ha sostenido.

"Cerrar el año con 48.600 desempleados, más de la mitad de ellos de larga duración (26.500), ya de por sí es para estar más que preocupados", ha lamentado Ibáñez, que ha insistido en que el empleo es "lo más prioritario y en lo que más tenemos que trabajar" en Cantabria.

Cifras enquistadas

Por su parte, la secretaria de Empleo de CCOO de Cantabria, Laura Lombilla, ha afirmado que los datos que publica este jueves la Encuesta de Población Activa (EPA) reflejan la situación "tan desastrosa" por la que está pasando Cantabria y confirman que la tendencia del mercado laboral es, principalmente, destruir empleo con estabilidad y crear puestos de trabajo precarios limitados a unas pocas horas de jornada al día.

También ha criticado que el porcentaje de parados de larga duración sigue "enquistado" en cifras "muy altas", llegando al 41,15% en 2015 los desempleados que llevan buscando un trabajo durante dos años o más, lo que provoca, ha dicho Lombilla, que la región pierda población activa ya que "son muchos los que se van de Cantabria para encontrar un empleo que aquí se les niega".

La secretaria de Empleo ha subrayado que esta pérdida de población supone también una pérdida de talentos y valor añadido que "dificulta" aún más la salida de la crisis y provocará, a largo plazo, ser un "lastre" más para la recuperación económica.

Sobre las cifras del último trimestre de 2015, la portavoz de CCOO ha señalado que son "pésimas" a pesar de las posibles oportunidades de nuevas contrataciones que ofrecía el periodo navideño, y ha denunciado el "importante" registro de 3.500 desempleados más en solo tres meses. Un incremento que contrasta con el descenso, en términos trimestrales, que ha registrado en el resto de España.

Lombilla ha insistido en la necesidad de centrar las políticas en la creación de empleo de calidad y estable, apostando por la industria y trabajos con alto valor añadido.

Cambio de rumbo

También la Unión Sindical Obrera (USO) ha denunciado que Cantabria tiene problemas de carácter estructural que "impiden una salida de la crisis". En su opinión, es necesario que todos los cántabros, con sus organizaciones políticas, Administración y agente sociales, "cambien el rumbo, abandonen el inmovilismo, el sectarismo y la exclusión para encontrar acuerdos que saquen a esta región de la situación de decadencia, más allá de los efectos puntuales de la crisis en que nos encontramos".

A su juicio, los últimos datos de la EPA demuestran nuevamente que Cantabria "no funciona y nos acerca a las regiones más deprimidas del Estado".

"Un trimestre más que somos incapaces de engancharnos a la recuperación económica. Más paro y menos ocupados", ha lamentado USO, que ha subrayado que la comunidad "falla en los pilares básicos" que ha sustentado la economía en las últimas seis décadas como son la industria y la construcción.

Cantabria deja pasar el tren

El presidente de Ceoe-Cepyme, Lorenzo Vidal de la Peña, ha afirmado que los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del cierre de 2015 son "muy preocupantes, los peores en mucho tiempo", y ha opinado que Cantabria está "dejando pasar el tren".

Añade que la tasa de desempleo en Cantabria es "la octava peor" del país pero, "si continúa esta progresión, no tardaremos en estar entre las Comunidades con tasas más altas de paro", por lo que "urge tomar medidas".

Vidal de la Peña afirma que Cantabria es la región en la que menos ha descendido el desempleo (5,01%) "y curiosamente, son nuestros vecinos del País Vasco quienes lideran la caída del paro en España (23,91%)".

En este sentido, señala que desde la Confederación, "hace tiempo que recalcamos que debemos fijarnos en las Comunidades colindantes, a las que les va mucho mejor que a nosotros ¿Por qué?", se pregunta.

Añade que la tasa de actividad (55,77%) está 3,66 puntos por debajo de la media nacional, y respecto a la tasa de variación anual de ocupación, "solamente tenemos por detrás a Melilla, siendo las dos únicas que estamos en negativo". "No podemos consentir que continúe esta tendencia", insiste.

Comentarios