jueves 5/8/21
SUCESOS

La Policía de Camargo denunció la semana pasada a 20 personas por ir en coche con no convivientes sin mascarilla

Policía Local de Camargo
La Policía Local de Camargo denunció durante varios controles diferentes infracciones

La Policía Local de Camargo denunció durante varios controles de tráfico llevados a cabo la semana pasada a 20 personas por viajar en el interior de vehículos con no convivientes sin llevar puesta la mascarilla. Además, el viernes se intervino en tres avisos por peleas en la vía pública, una de ellas en colaboración con la Guardia Civil, con resultado de lesiones y un detenido, y se denunció a un menor de edad tras ser sorprendido realizando pintadas en el apeadero de Renfe.

A continuación, el sábado se instruyeron diligencias por un supuesto delito de amenazas tras intervenir en una alteración del orden, y se realizaron tres denuncias: una por negarse una persona a ser identificada, otra por portar una navaja y la última por insultar a los agentes de policía al pasar con su coche frente a un control en carretera. Asimismo, la Policía intervino en dos denuncias por ruidos, una de ellas en un establecimiento y la otra en un domicilio cuyo titular era reincidente en cuanto a quejas vecinales.

En cuanto a las denuncias por no llevar mascarilla al viajar en coche con personas no convivientes, las denuncias se han puesto durante varios controles llevados a cabo la pasada semana como parte del dispositivo especial que se está realizando desde la finalización del estado de alarma. En concreto, el pasado viernes se realizaron dos controles de tráfico en los que se denunció a una persona y el sábado otros dos de alcohol y drogas que concluyeron con diez denuncias por no portar mascarillas. Estas se sumaron a las nueve efectuadas el martes anterior por el mismo motivo.

Además, en el transcurso de esos controles de tráfico el viernes se efectuaron dos denuncias administrativas por superar la tasa de alcohol permitida, otras dos por carecer los vehículos de ITV, y también se realizó un atestado por un supuesto delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, en tanto que el sábado se realizó otro por este mismo asunto. Finalmente, durante la semana se efectuó una intervención de drogas efectuando la correspondiente denuncia y remitiendo la sustancia a Sanidad para su análisis, y se disolvió la celebración de un botellón.

Comentarios