miércoles 18/5/22

El próximo 21 de marzo se celebra el Día del Árbol, y un año más el Ayuntamiento de Noja, a través de la Concejalía de Medio Ambiente, organiza el reparto de ejemplares frutales entre los vecinos.

El objetivo es concienciar a la sociedad sobre la importancia de los árboles en nuestro día a día

El objetivo es concienciar a la sociedad sobre la importancia de los árboles en nuestro día a día, en el ciclo de la naturaleza y en la recuperación medioambiental de nuestro entorno.

Por ello, el Consistorio ha abierto ya el plazo de inscripción para que todos los interesados soliciten sus ejemplares que, como en ediciones anteriores, serán como máximo dos frutales a elegir por cada solicitante.

Las personas que deseen solicitar árboles deben inscribirse en el Ayuntamiento, solicitando cita previa, o bien por correo electrónico enviando un email con sus datos a [email protected] o por teléfono al 942 63 00 38. Los datos que deben aportar son: nombre y apellidos, número del D.N.I. o pasaporte, dirección completa, padrón, referencia catastral de la finca, correo electrónico y teléfono de contacto (móvil o fijo).

El alcalde de Noja, Miguel Ángel Ruiz Lavín, ha destacado la importancia que “una actividad aparentemente sencilla como esta tiene en nuestro ecosistema”, pues permite repartir cada año centenares de ejemplares que “contribuyen a fortalecer la masa arbórea del municipio”.

La iniciativa, que “año tras año ha demostrado su importancia y se ha convertido en una cita imprescindible”, se enmarca dentro del trabajo del equipo de Gobierno para “fomentar y potenciar la conservación del Medio Ambiente y el desarrollo sostenible”, que se ha convertido en una seña de identidad de Noja.

Para el concejal del área, Javier Martín, este Día del Árbol sirve para “concienciar a la sociedad sobre la importancia de estos seres vivos en nuestro entorno y nuestro bienestar”, pero “es imprescindible que todos trabajemos cada día para cuidar nuestros recursos forestales”.

El edil ha señalado que los árboles ayudan a purificar el aire, preserva la integridad del suelo, evita ruidos y sirve de alimento y refugio para la fauna de la Villa, además de proporcionar productos naturales a los vecinos.

Las especies frutales son cerezo (Prunus avium); ciruelo (Prunus domestica); manzano (Prunus domestica); peral (Pyrus); melocotonero (Prunus persica); albaricoque (Prunus armeniaca), almendro (Prunus dulcis); membrillo (Cydonia oblonga), caqui (Diospyros kaki) y avellano (Corylus avellana).

Comentarios