domingo. 07.08.2022

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Santander ha pedido que los datos de los nuevos sensores de contaminación que se van a instalar en la ciudad "sean reales, accesibles, comprensibles y útiles para los santanderinos y los investigadores".

Para ello, el partido ha pedido averiguar por qué los datos de los sensores de contaminación instalados desde hace más de una década "no han funcionado correctamente" antes de que se coloquen los nuevos, que se implantarán gracias al proyecto aprobado por el Gobierno de España con cargo a los Fondos Europeos.

La portavoz adjunta, Ana Santurtún, ha lamentado que la información aportada por los medidores medioambientales instalados en 2011 para controlar el tráfico, conocer los niveles de contaminación o el estado del mar "nunca ha cumplido su función correctamente", y considera "fundamental" que la nueva inversión que se va a realizar "tenga una función útil" con el objetivo principal de reducir la contaminación y mejorar la salud de los vecinos.

En esta línea, los socialistas santanderinos han registrado este viernes una moción para el próximo Pleno en la que instan a la Concejalía de Innovación a evaluar la información aportada por los sensores ya instalados hace más de una década y a emitir un informe sobre los motivos por los que no han cumplido con su cometido, "con recomendaciones para maximizar la utilidad de los nuevos".

También se solicita en el texto de la moción que se elabore una estimación de los gastos que supone el mantenimiento de los sensores "para contemplar una partida específica en los presupuestos anuales, cuando no puedan sufragarse mediante fondos europeos", y que se acometan las acciones que sean necesarias para que los microdatos de toda la red que recojan estos sensores "sean comprensibles para la población general".

Santurtún ha recordado que el proyecto presentado por el Ayuntamiento santanderino fue seleccionado para ser financiado con fondos europeos, entre cuyos objetivos se encuentra la implantación de sensores que van a recoger información sobre contaminación, la enviarán a la plataforma Smart City, y desde ella se procesará y analizará para tomar decisiones.

Sin embargo, ha manifestado que, tras diferentes propuestas planteadas desde el PSOE y diversas preguntas y peticiones de documentación sobre el funcionamiento de los sensores instalados desde 2011, "fue la propia Concejalía de Medio Ambiente la que nos indicó, en febrero de 2021, que desde su implantación no habían tenido ningún uso en el Ayuntamiento, y ni siquiera constaba que hubieran llegado a estar en funcionamiento".

Para Santurtún, aunque desde el PSOE se valora positivamente disponer de estos dispositivos de medición, es "fundamental que se garantice que la nueva inversión en sensores tenga una función real para Santander, y que los datos que se midan no sean solo utilizados internamente, sino accesibles para la ciudadanía y para los investigadores".

A su juicio, en el contexto de cambio climático, "reducir la contaminación se ha convertido en una prioridad, además de ser una medida fundamental para mejorar la salud de la ciudadanía".

Por último, Santurtún ha señalado que en marzo se cumplirá un año desde que se aprobó la moción para poner en funcionamiento la Oficina de Lucha Contra el Cambio Climático que estaba inactiva desde 2013, que "sigue cerrada y la web sin actualizar con ningún tipo de información ambiental".

Comentarios