sábado 22/1/22

La Policía de Santander ha denunciado a dos hosteleros de la ciudad, ambos a las 16:30 horas y en la calle Castelar, por incumplir la normativa sanitaria contra la COVID-19, al tener la terraza cubierta o cerrada con más de dos paredes o parámentos.

Además, los agentes han identificado a tres personas por no respetar el toque de queda, al hallarse sin justificación en la vía pública entre las diez de la noche y las seis de la madrugada, y a cinco más por no usar la mascarilla, ha informado la Policía.

Comentarios