martes 30/11/21

El Ayuntamiento de Santander ha procedido a la demolición de la edificación declarada en estado de ruina situada en la calleja El Castro número 3, en Peñacastillo, ante el riesgo de derrumbe. Unos trabajos que ha ejecutado la empresa Palomera y que el Consistorio realiza de forma subsidiaria, de forma que los gastos se repercutirán posteriormente a la propiedad. El concejal de Fomento y Vivienda, César Díaz, ha recordado que los técnicos municipales habían declarado previamente la ruina inminente de esta vivienda, al comprobar que el deterioro era de tal envergadura que hacía inviable su recuperación.

Según el expediente de ruina, se trataba de una vivienda de carácter unifamiliar del año 1940, de 470 metros cuadrados, con un semisótano, dos plantas y bajocubierta, construida a base de muros de carga enfoscados de mampostería y fábrica de ladrillo, con entramado de madera y cubierta de teja árabe sobre ripia. La construcción, ubicada en una parcela de cerca de 2.500 metros, mostraba un mal estado generalizado y ya habían colapsado diversas partes de los faldones de la cubierta, existiendo además riesgo de desprendimiento de la chimenea. Además, las fachadas estaban degradadas y cubiertas por vegetación, y las ventanas carecían de cristales. En consecuencia, el Ayuntamiento acordó la declaración de ruina inminente y ordenó a la propiedad el derribo, que finalmente no ejecutó.

Comentarios