lunes 27/9/21
SANTANDER

El Ayuntamiento iniciará en 2022 la última fase de mejora de presión de agua en General Dávila

Rotonda que une General Dávila con la Bajada de Polio
Rotonda que une General Dávila con la Bajada de Polio

El Ayuntamiento de Santander prevé iniciar "a principios de 2022" la tercera y última fase del plan de mejora de la presión de agua en General Dávila, que supondrá la inversión de 1 millón de euros -el 48,5% financiado con fondos europeos del proyecto EDUSI- y afectará al área comprendida entre la calle Universidad y Miranda.

Así lo ha anunciado este miércoles la alcaldesa de Santander, Gema Igual (PP), quien ha presentado en rueda de prensa este plan, que supondrá actuar en una zona de 343.000 metros cuadrados en el que hay unas 3.700 viviendas, viven 9.300 personas y hay 203 acometidas. Igual, que ha estado acompañada por la concejala de Medio Ambiente, Margarita Rojo, ha señalado que esta actuación ya ha sido aprobada por la Junta de Gobierno Local y está en fase de licitación. Una vez se inicien los trabajos, según se espera a principios del próximo año, las obras tienen un plazo de ejecución de 6 meses.

Estas labores de mejora supondrán el cambio de tuberías por otras de mayor diámetro, la instalación de una nueva en la calle Universidad y, como es una zona de mucho desnivel, se pondrán válvulas reductoras para controlar los cambios de presión y evitar roturas. Además, se instalará un nuevo grupo de presión en el depósito del Avellano, que es el que va a dar fuerza al agua que se distribuirá en la zona.

MEJORAS PARA LOS VECINOS

La alcaldesa ha recordado que en la zona de General Dávila la presión del agua "no es la óptima", sino menor -de entre 1,5 o 2 kg/cm2- y ello ha provocado que, históricamente, todos los edificios cuenten con grupos de bombas, propiedad de cada comunidad, para que el agua llegue a todos las viviendas, lo que conlleva a los vecinos una serie de gastos por consumo de energía o mantenimiento y recambio de estos dispositivos.

Por ello, Igual ha afirmado que los vecinos están "satisfechos" con la actuación que se va a llevar a cabo ya que hará que no sea necesario contar con estas bombas, lo que les supondrá un ahorro.

La alcaldesa ha recordado que, en la misma calle, ya se han llevado a cabo dos fases de mejora -se comenzó por la zona más próxima a Pronillo- y la que se va a acometer ahora es la tercera y última.

Con la actuación que se va a llevar a cabo, la presión del agua en la zona pasará a situarse en los 4 kg/cm2, lo que permitirá que los vecinos tengan un mejor servicio.

Comentarios