sábado 27/11/21

Los afectados por los derribos en Cantabria realizarán este sábado, 25 de agosto, su última marcha a Santander, porque "después de tanto tiempo -este 2018 se cumple la XV edición- ya sus cuerpos no están para este tipo de esfuerzos".

Así lo indica AMA, la Asociación de Maltratados por la Administración, que engloba a este colectivo, en un comunicado en el que informa de que más de 300 personas --110 a pie y más de 200 en autobuses-- se desplazarán desde Argoños -de donde saldrán, a las 9:30 horas del Ayuntamiento- hasta la capital cántabra, para volver a pedir que "acabe esta injusticia".

Reclamarán, una vez más, "justicia" y que una "solución definitiva" al problema de las sentencias de demolición, que pesan sobre cerca de 600 viviendas de la región, concentradas la mayoría de ellas en municipios costeros.

En la marcha, que como "tantos años" anteriores discurrirá por Arnuero y Escalante, contará con la participación de sus alcaldes y, también, el de Argoños, que tomarán parte en un acto en el que ayuntamientos y afectados pedirán que acabe "tanto sufrimiento" y "la espada de Damocles" que pende sobre ellos.

AMA espera que con esta cita, --que discurrirá bajo un lema "dedicado a los asesinos de ilusiones: 'Cada promesa ha sido un engaño, cada engaño una cuchillada, cada mentira una puñalada en el corazón de las víctimas'-- no hagan "falta" más movilizaciones.

Éste es "el grito unánime de cientos de familias", expresan los afectados, que sueñan, según dicen, con que sea "la última marcha a Santander". "Si después de tantos años enseñando las heridas que las administraciones públicas les han producido, sin conseguir que reparen el gran daño causado, la realidad es que ya no merece la pena seguir realizando este gran esfuerzo, que ya es inútil", explica la asociación.

Con esta XV edición de la protesta, en la que volverán a pasar por urbanizaciones condenadas a la demolición, los afectados por derribos volverán a recordar a los responsables políticos sus "incumplimientos, mentiras y engaños".

Una vez en Galizano, donde los participantes aprovecharán para comer, se trasladarán a Santander, hasta la sede del Gobierno de Cantabria en la calle Peña Herbosa, en el cual se "desgranarán los incumplimientos" de esta administración, el "abandono" a las víctimas, la "hipocresía" de sus palabras y actuaciones, encabezadas por el presidente.

En este sentido, ha criticado que "los responsables de tanta corrupción y que no han reparado el daño causado" creen oficinas contra la misma, o se dediquen a "hacerse 'selfies' como artistas y famosas". "El mundo al revés: el culpable goza de sus hazañas y las víctimas pagan con su sufrimiento y dolor sus ilícitos y responsabilidad", contraponen.

"Sin perder más tiempo con quien no lo merece" seguirán por Pereda hasta la Grúa de Piedra, donde "se hace más evidente la diferente vara de medir de políticos y justicia", pues el Centro Botín "no tiene problemas de legalidad pese a tapar gran parte" de la Bahía, mientras que de sus viviendas, que "no llegan a los 5 metros de altura", les dicen que "no dejan ver el monte desde la carretera comarcal". "Ver para creer", apostillan.

Desde este lugar se trasladarán hasta el Ateneo, donde a las 18:00 horas se celebrará el acto final, con representantes del Senado y de todos los grupos del Parlamento de Cantabria, y que terminará con "el recuerdo a tantos amigos que se han quedado por el camino que ya no han podido realizar la marcha con nosotros".

Comentarios