martes 25/1/22

La situación política en Cantabria parece estar a punto de sufrir un cambio significativo a nivel regional y otro determinante en Santander. Si bien es cierto que el Gobierno autonómico se mantendría invariable, la conformación del Parlamento sí variaría de forma considerable, con la entrada de Podemos y la salida de Cs no solo del Hemiciclo, sino también del Consistorio de la capital cántabra.

El PRC obtendría 12 escaños, y el PSOE mantendría los siete diputados actuales, logrando mayoría absoluta

Según los datos de la encuesta realizada por electomanía el pasado mes de noviembre, el equilibrio de fuerzas en el Parlamento autonómico no variaría demasiado, permitiendo que PRC y PSOE continuasen al frente del Gobierno cántabro con una mayoría absoluta una tercera legislatura consecutiva. Eso no quiere decir que el Ejecutivo que surja de esa coalición tenga la misma fuerza en el Hemiciclo. Según la encuesta, el PRC perdería dos escaños, pasando de los 14 actuales a 12, y sumando alrededor del 30% de los votos. Por su parte, el PSOE mantendría los siete diputados actuales, siendo la única formación que se mantiene invariable. Esto implica que, en caso de reeditar el pacto, tendrían mayoría absoluta al contar con 19 de los 35 parlamentarios autonómicos.

Lo que sí variaría serían los partidos que conformarán ese arco parlamentario a partir de 2023. Y es que Cs perdería los tres diputados que tiene actualmente (encabezados por Félix Álvarez), desapareciendo de la Cámara regional. Su salida deja paso a la entrada de Podemos, que lograría dos diputados, volviendo de este modo al Parlamento tras abandonarlo en las elecciones de 2019.

Finalmente, PP y Vox serían las únicas formaciones que aumentarían su representación parlamentaria. Los ‘populares’ pasarían de 9 a 11 diputados, logrando alrededor del 27,5% de los votos, mientras que la formación de ultraderecha lograría 3 escaños (ahora mismo tiene 2), lo que les permitiría tener, además grupo parlamentario propio con un 10% de los votos.

Es significativo que Cs apenas lograría un 2% de los apoyos en las elecciones que se celebrarán en 2023, lo que supondría una caída de más del 5% respecto a los apoyos obtenidos en los últimos comicios autonómicos. Algo que se repite casi de idéntica forma en Santander.

AYUNTAMIENTO DE SANTANDER

Y es que, aunque en la capital cántabra se mantienen los colores políticos y el equilibrio de fuerzas que hay actualmente, Cs también desaparece del Consistorio, fortaleciéndose Vox. Los datos arrojados por electomanía señalan que el PP mantendría su fuerza municipal logrando cerca del 40% de los votos y logrando 11 concejales, los mismos que en 2019. El mismo comportamiento tendría el PRC, cuyos 5 escaños permanecen inavariables.

El cambio más significativo es la ausencia de Cs, que actualmente forma parte del equipo de Gobierno con el PP. Sus dos concejales actuales saldrían de la Corporación, y los ganaría Vox, que pasaría de uno a tres ediles. Esto supone que, si PP y Vox pactan, tendrían mayoría absoluta en Santander, permitiendo a la ultraderecha estar en un gobierno municipal con el único contrapeso de su socio de gobierno. Hay que recordar que en la presente legislatura PP y Cs no tienen esa mayoría absoluta, requiriendo del apoyo externo de otros partidos para poder sacar adelante cualquier iniciativa.

También habría un movimiento de apoyos en la izquierda santanderina, aunque sería menos significativo. Según electomanía, el PSOE lograría cerca del 21% de los votos y 6 escaños, uno menos que en 2019. Este concejal iría a parar a Unidas por Santander, que lograría dos representantes en el Ayuntamiento.

Comentarios