lunes 17/1/22
INTERNACIONAL

Instan al Gobierno británico a garantizar los derechos de los ciudadanos de la UE

Un informe de partidos y agentes sociales plantea que los 2,8 millones de europeos que residen en Reino Unido puedan quedarse y obtener la residencia permanente y con derechos de salud, sociales y educativos como ciudadanos británicos.

Reino Unido alberga a 2,8 millones de ciudadanos de la UE
Reino Unido alberga a 2,8 millones de ciudadanos de la UE

Diferentes partidos políticos y organizaciones sindicales y empresariales han instado al Gobierno británico a terminar con la incertidumbre de los ciudadanos de la UE que viven en Gran Bretaña y a que éste garantice sus derechos como residentes permanentes cuando se desencadene el artículo 50, según un informe dado a conocer este lunes.

Un panel de investigación conformado con partidarios a favor y en contra del Brexit ha sugerido que el Gobierno de Theresa May se comprometa públicamente a dejar claro que los 2,8 millones de europeos que residen actualmente en Reino Unido puedan quedarse y obtener la residencia permanente y con derechos de salud, sociales y educativos como ciudadanos británicos. Hasta ahora, el Gobierno se ha negado a garantizar el estatus de los ciudadanos de la UE que viven en Gran Bretaña. El informe, al que ha accedido Otr Press, ha recomendado además que aquellos ciudadanos de la UE que puedan demostrar que han vivido en el Reino Unido durante cinco años, se les debe ofrecer residencia permanente, con todos los derechos para poder reunificar a los miembros de su familia y para reclamar sobre sus beneficios. También ha instado al Gobierno a agilizar el proceso de las solicitudes de residencia, que según un informe, se necesitarían más de un siglo para atender a todos los ciudadanos que viven en el Reino Unido.

El informe fue presidido por la destacada parlamentaria laborista de izquierda, Gisela Stuart, y también contó con panelistas del Partido Conservador y Ukip, así como con la Confederación Nacional de los Sindicatos en el Reino Unido (TUC) y el Instituto de Directores. "La definición de los derechos y el estatus de los 2,8 millones de ciudadanos de la UE que viven en el Reino Unido debería ser la primera prioridad de este gobierno en sus negociaciones con otros estados miembros de la UE", dijo Stuart. El Gobierno ha dicho repetidamente que no podría ofrecer garantías hasta que se acuerde el estatus post-Brexit de los 1,2 millones de británicos que viven en otros lugares de la UE. "Gran Bretaña debe dejar claro en el inicio de las negociaciones que los ciudadanos de la UE, pueden quedarse antes de esa fecha de inicio del Brexit", añadió Stuart, quien ha señalado que "esto enviaría una señal clara sobre el tipo de país que el Reino Unido será después de dejar el bloque comunitario y la relación que queremos con Europa". "Debemos esperar acuerdos recíprocos para los británicos que viven en los países europeos, pero Gran Bretaña debe dar el primer paso para demostrar buena voluntad ", ha considerado también la parlamentaria.

El Instituto British Futures, especialista en investigación sobre inmigración e identidad, dijo que había reunido al panel para examinar las recomendaciones prácticas sobre cómo ayudar a asegurar los derechos de los ciudadanos de la UE con sede en el Reino Unido, partiendo de la premisa de que esto es lo correcto a hacer".

Owen Tudor, líder del TUC en asuntos de la UE, ha señalado que "esto no debería ser una cuestión de negociación. La primera ministra debe dar el primer paso para desbloquear esta espantosa incertidumbre. Es moralmente correcto y pragmáticamente sensato".

Comentarios