jueves. 30.06.2022
LABORAL

USO denuncia que el modelo económico de Cantabria "expulsa a la mujer y la envía de regreso al hogar"

La tasa de actividad de la mujer cántabra ocupa, junto a Ceuta y Asturias, la última posición, cinco puntos por debajo de la media nacional que es del 53%.

La brecha salarial entre hombres y mujeres en Cantabria es la segunda más alta de España
La tasa de actividad de la mujer cántabra ocupa, junto a Ceuta y Asturias, la última posición, cinco puntos por debajo de la media nacional que es del 53%.

El sindicato USO ha denunciado, en base a los últimos datos de la Encuesta de Población Activa y propósito de la conmemoración este próximo 8 de marzo del Día de la Mujer, que el modelo económico de Cantabria "expulsa a la mujer y la envía de regreso al hogar".

En un comunicado, la Unión Sindical Obrera destaca que según la última EPA "dos de cada tres" parados que se han borrado de la lista del desempleo son mujeres que "abandonan la búsqueda de empleo por falta de oportunidades". "La mujer cántabra es empujada de regreso al hogar". se lamenta la formación, para quien se trata de la "víctima principal de la falta de actividad económica" en la Comunidad Autónoma.

Desgrana al respecto que durante el último año, según los datos del Instituto Nacional de Estadística, la población activa en Cantabria (personas que están en edad de trabajar que tienen o buscan empleo) se redujo en 7.100. Y mientras los varones activos crecieron en 800, las mujeres que desaparecieron del mundo laboral fueron 7.900, un 6,1% en un solo año, señala USO.

Según la EPA, el paro bajó en Cantabria a lo largo del año pasado en 11.100 personas, en tanto que la ocupación aumentó en sólo 4.000 nuevos trabajadores. "Dos de cada tres parados han dejado esa condición porque abandonan la búsqueda activa de empleo", agrega el sindicato, para añadir que "el retrato del perdedor, de quienes bajan los brazos y desisten de buscar un empleo por la falta de oportunidades que esta región ofrece, tiene un claro rostro de mujer".

También se refiere a la tasa de actividad (porcentaje de la población en edad de trabajar y que se encuentra activo) de a EPA, que ha disminuido entre ambos sexos en la región en -1,5%, al pasar del 55,8 al 54,2%, cuatro puntos menos que la media nacional. Y si se analizan los datos concretos de la mujer, "son abrumadores". La "debacle" en el último año de "presunta" recuperación económica ha sido relevante: la tasa de actividad de la mujer se sitúa en 47,7%, que supone 3,2 puntos menos en un solo año.

Por franja de edad, USO señala que la mujer mantiene, con respecto al varón, una igualdad de tasa de actividad hasta los 25 años, apenas un punto de diferencia. Pero a partir de esa edad la actividad laboral de la mujer se reduce hasta los 14 puntos de diferencia con los hombres. Esta situación la mantiene hasta el final de la edad laboral que, según la EPA, la mujer apenas suma un 20% de tasa de actividad cuando supera los 55 años, 11 puntos menos que los varones.

En la comparativa con España, la tasa de actividad de la mujer cántabra ocupa, junto a Ceuta y Asturias, la última posición, cinco puntos por debajo de la media nacional que es del 53%.

Para USO, la EPA que cierra el año 2018 viene a constatar que la economía regional sigue "encogiéndose" y que "la pérdida de empuje y de dinamismo económico está perfilando un modelo social regresivo, así como un futuro realmente perturbador", "muy lejos del optimismo irresponsable que muestran nuestro Gobierno regional".

Con todo ello, el sindicato concluye que este 8 de marzo en la región "no hay nada que celebrar". "La mujer cántabra, clara víctima del progresivo deterioro, vuelve sobre sus pasos y pierde paulatinamente derechos ganados. El legislador puede elaborar nuevas leyes en políticas de Igualdad, pero quedan en papel mojado cuando la mujer carece de autonomía personal por falta de empleo", concluye.

Comentarios