jueves 9/12/21

Cantabria empezará en 2022 el despliegue de las aulas de un año y las primeras de ellas se instalarán en colegios de Potes, Hermandad de Campoo de Suso, Valderredible, Valdeolea, Arenas de Iguña, Udías, Liendo, Ruiloba, Rionansa, Soba y Rasines. Además, a los once centros de estos tantos municipios se sumarán infraestructuras de nueva construcción para estas aulas de un año en Reocín, Polanco y Noja, con cuyos ayuntamientos la Consejería de Educación firmará convenios para la cofinanciación de las obras.

A juicio de Lombó, Cantabria da "un salto sin precedentes" en lo relativo a la escolarización de 0 a 3 años

Así lo ha anunciado este martes la consejera de Educación y Formación Profesional, Marina Lombó (PRC), durante su comparecencia en comisión parlamentaria para exponer los presupuestos de su departamento para 2022. Lombó ha explicado que, precisamente, Cantabria destinará a este despliegue de las aulas de un año los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia destinados a la escolarización de 0 a 3 años cuya distribución territorial ha autorizado hoy martes el Consejo de Ministros.

Concretamente, a Cantabria le corresponden 8,78 millones de ese reparto y creará en el tramo de 0 a 3 años 861 plazas públicas hasta 2023, de las que la mayoría serán para alumnado de 1 a 2. La consejera ha explicado que "la mayoría" de comunidades autónomas usarán ese dinero del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia a crear aulas de 2 años pero Cantabria, que, según ha destacado Lombó, ya cuenta con una red de este tipo "amplia y consolidada", lo destinará al despliegue de las de un año, empezando por municipios del mundo rural y sin iniciativa privada.

Con ello, a su juicio, Cantabria da "un salto sin precedentes" en lo relativo a la escolarización de 0 a 3 años. Además, en su comparecencia, la consejera ha resaltado que en 2022 se amplía en 3.000 euros, pasando de 15.000 a 18.000 euros, la subvención que se otorga a los ayuntamientos implicados en la gestión de las aulas de dos años.

EXCELENCIA

Al margen de estos anuncios, Lombó ha defendido el Presupuesto de su consejería para 2022, que supera los 594 millones de euros, con un 14,1% más que las de este año, las más altas de la historia de la comunidad autónoma en esta área, y que, según ha dicho, tienen como objetivo prioritario "seguir avanzando hacia la excelencia" del sistema educativo. Del total del Presupuesto de la Consejería, más de la mitad -concretamente unos 336 millones- van destinados al personal docente, que, según Lombó, "son la mejor inversión de futuro que puede emprender el Gobierno de Cantabria".

La consejera ha incidido en el compromiso de la Consejería con la reducción de las tasas de interinidad y, en este sentido, ha recordado que el próximo año habrá oposiciones en Infantil y Primaria, con una oferta de 378 plazas, y que su departamento trabaja ya en los procesos para el cuerpo de Secundaria en 2023. También ha citado algunas de las principales obras en centros educativos incluidas en las cuentas de 2022, como son la ampliación del colegio Marcial Solana de Villaescusa o la ampliación del IES Lope de Vega de Santa María de Cayón.

Habrá partidas para la redacción del proyecto de construcción del Conservatorio de Música, Danza y Artes de Torrelavega, que podría ver adjudicadas también las obras en 2022; la nueva sede del Centro de Educación de Personas Adultas Margarita Salas de Cabezón de la Sal, que podría quedar culminada en 2023, o los proyectos para cubrir los patios de los colegios José Arce Bodega de Santander y Jesús Cancio de Comillas, entre otros.

En materia de FP, que este curso cuenta con 720 nuevas plazas, Lombó ha apuntado que el próximo año se destinarán 12 millones a la Red de Centros Integrados de FP, que permitirá la ampliación de dos centros (Augusto González Linares y Centro Integrado Nº 1) ya existentes y la construcción de otros dos nuevos: uno en Laredo dedicado a la mar, que se complementará posteriormente con una segunda sede en Santoña, y otro en Torrelavega relacionado con el medio ambiente y el ciclo integral del agua.

Esto en cuanto a obras en infraestructuras en FP, a lo que hay que añadir otros 10,3 millones de euros (un 120% más respecto a los 4,6 millones de 2021) para actuaciones como la acreditación de competencias profesionales, la conversión de ciclos de Grado Medio y Superior en ciclos bilingües, la implantación de 7 aulas de emprendimiento en otros tantos centros educativos y la introducción de nuevas tecnologías.

También, ha detallado algunas de las iniciativas que incluye el presupuesto en el área de innovación, atención a la diversidad y transformación digital del sistema educativo, ámbito al que se destinarán el año que viene 9,1 millones de recursos propios (600.000 euros más que este año) y otros 31,4 millones de los fondos REACT y del MMR.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

Por su parte, la oposición no ha coincidido en la visión positiva de la consejera sobre estas cuentas, las han criticado y han puesto en duda su cumplimiento. Y es que para el PP estas cuentas de Educación y FP "no se las cree nadie" y en ellas se anuncian "con ligereza" obras y proyectos que "ni de broma" la Consejería va a poder hacer.

El diputado popular Álvaro Aguirre ha opinado que estos Presupuestos son "una carta a los Reyes Magos" o, más bien, "una plegaria al dios (Pedro) Sánchez" ya que las cuentas dependen de los fondos que el Gobierno de España gestiona proveniente de la UE. De hecho, considera que la Consejería, en esa "carta a los Reyes Magos" pide "mucho más de lo que sabe que va a recibir".

Por otra parte, el PP considera que estos presupuestos inciden en una educación "a dos ritmos", una "de primera" y "otra de segunda" dependiendo de dónde se viva o a que tipo de escuela vaya, si pública o concertada, algo que Lombó ha negado, rechazando que sean unos presupuestos "sectarios". También Aguirre ha considerado desigual la atención que la Consejería según el municipio que sea, ofreciéndoles, en su opinión, a unos "el oro y el moro" y a otros "carbón".

Por su parte, desde Cs se considera que con estas cuentas el Gobierno de Cantabria ha perdido "otra oportunidad" para llevar al sistema educativo de Cantabria "al siguiente nivel" con unas cuentas, a su juicio, "poco ambiciosa", según ha señalado su diputado Diego Marañón. Para la formación naranja, el Gobierno podía haber aprovechado los fondos europeos para impulsar el sistema educativo y demostrar que "de verdad" considera que el gasto en Educación "es la inversión más importante de todas".

Desde Vox, se ha denunciado el trato, a su juicio, desigual del Presupuesto a la escuela pública y a la concertada. "¿Sigue afirmando que no están asfixiando económicamente a la educación concertada?", ha preguntado su diputado Armando Blanco a la consejera.

Comentarios