viernes 23/4/21
EDUCACIÓN

FAPA pide a Revilla medidas de conciliación familiar y laboral

Patio de uno de los colegios
Patio de un colegio

La Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnado de Cantabria (FAPA) ha trasladado al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, la urgente necesidad de impulsar medidas de conciliación familiar y laboral, en las que considera necesario empezar a trabajar "ya".

En una carta dirigida al presidente en el Día Internacional de las Familias, FAPA traslada a Revilla varias preocupaciones y propuestas que considera necesario abordar a la mayor brevedad. En la misiva, firmada por la presidenta de FAPA, Leticia Cardenal, la federación indica como la cuestión que debe abordarse "con mayor urgencia" la de la conciliación. "Aunque ahora pueda parecer que la desescalada facilita estos cuidados por terceras personas, la reactivación laboral está suponiendo que el problema empiece a afectar a más familias, muchas de las cuales no disponen de redes familiares ni vecinales para afrontarlo", ha señalado FAPA, que ha lamentado que, "tras semanas de medidas de diverso tipo para afrontar la crisis por parte de las distintas administraciones, ni una sola va destinada a facilitar la conciliación".

La falta de medidas de conciliación sitúa a las familias "en la dura situación de tener que renunciar a trabajar para poder cuidar" a los hijos

Una cuestión que "no sorprende" a FAPA pues "España ya estaba a la cola de Europa en esta cuestión y prácticamente es el único país que no ha presentado ningún plan al respecto". La federación ha recordado que la falta de medidas de conciliación sitúa a las familias (y principalmente a las mujeres) "en la dura situación de tener que renunciar a trabajar para poder cuidar", lo que lleva a aumentar la precariedad de los hogares y la pobreza infantil. Por ello, FAPA ha trasladado al presidente "la urgente necesidad" de que se impulsen medidas en este aspecto, tanto en lo que se refiere a su reclamación al Gobierno central, como solicitar el apoyo de las administraciones municipales ("muchas de las cuales son, a día de hoy, prácticamente las únicas implicadas en dotar de programas de ocio en periodos no lectivos"), pero también las que deben de surgir del Gobierno autonómico. "Es necesario que se empiece a trabajar ya en medidas que faciliten la flexibilidad horaria, el teletrabajo, la adaptación de jornada, la creación de licencias retribuidas y ayudas económicas o la implantación de campus y programas de ocio acorde a las necesidades sanitarias actuales", reclama FAPA.

La federación ha asegurado que se pueden adoptar iniciativas desde ámbitos muy distintos que necesitan de la implicación de prácticamente todas las consejerías del Gobierno de Cantabria, por lo que se dirige a su presidente. Otra reclamación de FAPA es que, cuando concluya el curso lectivo, se mantenga el servicio de alimentación sustitutivo del comedor escolar que actualmente se viene prestando desde la Consejería de Educación con la colaboración de otras administraciones, entidades y servicios públicos. En este sentido, cree necesario que, de cara al próximo curso, se modifique la cuantía económica de las becas de comedor y las del 75% del coste pasen al 100%.

Por otro lado, FAPA ha trasladado a la Consejería de Educación la necesidad de que en el próximo curso no se produzcan cambios de libros en los centros educativos, manteniendo los que están en uso actualmente. Esta medida, además de no suponer ningún coste al Gobierno, permitiría atender con el presupuesto aprobado al aumento de familias que va a necesitar de estas becas para que sus hijos comiencen el curso, ha considerado FAPA.

Comentarios