sábado 19/6/21
ECONOMÍA

Sube el número de empresas declaradas en quiebra en Cantabria

De los trece concursos declarados en la región en el segundo trimestre diez fueron voluntarios y tres necesarios.
 

Cantabria registra el mayor incremento de concurso de acreedores
Cantabria registra el mayor incremento de concurso de acreedores

Un total de 13 empresas se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas en el segundo trimestre del año en Cantabria, un 8,3% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior pero un 13,3% menos en relación a abril-junio de este 2016.

En toda España, el número de deudores concursados alcanzó en el segundo trimestre del año la cifra de 1.279, lo que supone una disminución del 12,4% respecto al mismo periodo del año anterior, según la Estadística de Procedimiento Concursal del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicada este lunes.

En el segundo trimestre de 2016 no hubo ninguna familia en concurso en Cantabria, frente a las dos registradas hace un año, pero sí trece empresas, tres más en términos interanuales, lo que supone un repunte del 30% si se atiende a la naturaleza jurídica de los deudores concursados, que indica además que en cinco de los trece casos se trataba de personas físicas con actividad empresarial.

Por tipo de concurso, la mayoría -diez- de los registrados entre abril y junio en la región fueron voluntarios, y los tres restantes, necesarios. También predominaron los ordinarios (7) frente a los abreviados (6), y en ningún acaso existía una propuesta anticipada.

Desde el punto de vista de la actividad económica, de las empresas que se declararon en quiebra en el segundo trimestre del año en Cantabria destacan cuatro que se dedicaban al comercio al por mayor, en tanto que tres eran del sector de la construcción y dos más pertenecían al de la energía.

Una novena se enmarcaba en la industria, en la rama de bienes intermedios, otra al transporte y almacenamiento, una más a la hostelería y la última a otros servicios.

Más de la mitad de las empresas concursadas no tenían asalariados, en concreto seis de ellas, tres tenían de 1 a 2 empleados; dos entre 3 y 5; una tenía de 6 a 9 trabajadores, y otra entre 10 y 19.

El grueso de las sociedades cántabras declaradas en quiebra en el segundo trimestre tenía un volumen de negocio de hasta 250.000 euros, concretamente ocho empresas. Destacan también tres más con una facturación comprendida entre esa cifra y el medio millón, y otra más, con entre uno y dos millones de volumen de negocio.

Por antigüedad, la mayoría tenía entre 5 y 16 años, aunque también había dos con más de dos décadas de actividad, y una con menos de cuatro años.

Datos nacionales

Las familias y empresas que se declararon en concurso de acreedores bajaron un 12,4% en el segundo trimestre del año en relación al mismo periodo de 2015, hasta sumar 1.279.

En concreto, las familias que se declararon en concurso de acreedores ascendieron a 198, lo que supone un aumento del 29,4% respecto al mismo trimestre de 2015, mientras que las empresas concursadas bajaron un 17,3%, hasta sumar 1.081 procedimientos de quiebra.

En tasa intertrimestral (segundo trimestre del año sobre primer trimestre), el número de deudores concursados subió un 9,2%, con un avance del 35,6% en el número de familias declaradas en concurso y del 5,5% en el de las empresas concursadas.

De las 1.081 empresas que entraron en concurso en el segundo trimestre, 123 eran sociedades anónimas, con un descenso interanual del 36,9%, mientras que 850 eran sociedades limitadas, un 18,6% menos que en el segundo trimestre de 2015.

Las personas físicas con actividad empresarial aumentaron los procesos concursales un 61% en tasa interanual, hasta totalizar 66, y los elevaron un 46,7% respecto al trimestre anterior.

Durante el segundo trimestre, los concursos voluntarios bajaron un 12,6% en relación al mismo periodo de 2015, hasta sumar 1.185, en tanto que los concursos necesarios retrocedieron un 9,6%, con un total de 94 procesos.

Por clase de procedimiento, los concursos ordinarios descendieron un 26,7% en tasa interanual y los abreviados, un 9,5%, hasta 178 y 1.101 procesos, respectivamente.

Construcción y comercio, sectores con más empresas en concurso

El 21,5% de las empresas que entraron en concurso entre abril y junio tenían como actividad principal el comercio (232 concursos), mientras que el 18,2% se dedicaba a la construcción (197 empresas concursadas) y el 14,4% al resto de servicios (156). Así, más de la mitad de empresas declaradas en concurso durante el primer trimestre pertenecía a estos sectores.

Asimismo, la estadística refleja que casi seis de cada diez empresas concursadas tiene menos de seis asalariados, y dentro de ellas, el 30,1% no tiene trabajadores a su cargo. El 21,4% de las empresas concursadas tiene una antigüedad de 20 o más años, en tanto que el 19% se fundaron cuatro años atrás o menos.

Según el INE, el 22% de las empresas concursadas de cuatro años o menos de antigüedad operaban en el sector comercio, mientras que el 54,1% de las que tenían 20 o más años de antigüedad se dedicaban al comercio y al sector industrial y energético.

El 38,2% de las empresas concursadas en el segundo trimestre se concentraron en el tramo más bajo de volumen de negocio (hasta 250.000 euros) y eran principalmente sociedades limitadas.

Cataluña, a la cabeza de los concursos

Por comunidades, Cataluña, Comunidad Valenciana y Madrid fueron las comunidades con mayor número de declaraciones de concurso en el segundo trimestre, dado que acapararon casi la mitad del total de procedimientos. En concreto, Cataluña sumó 295 concursos, Comunidad Valenciana registró 188 y Madrid, 169.

Las regiones con menos suspensiones de pagos en el primer trimestre fueron Extremadura La Rioja (9), Cantabria (13), Navarra (15) y Extremadura (17).

La comunidad que más recortó su número de deudores concursados durante el segundo trimestre fue Navarra, con un descenso interanual del 48,3%, mientras que Cataluña fue la región que presentó el mayor aumento (+10,9%).

Con la entrada en vigor de la Ley Concursal el 1 de septiembre de 2004, el INE sustituyó la antigua estadística de suspensiones de pagos y declaraciones de quiebra por la de procedimiento concursal, reemplazando los conceptos jurídicos de suspensión de pagos y declaración de quiebra por el de concurso de acreedores, denominándose deudores concursados a las entidades sometidas a este proceso.

Comentarios