jueves 26/5/22

El Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira ha incorporado a su colección permanente el poema 'Altamira, de Rafael Santos Torroella (1914-2002), una composición de 121 versos publicados en 1949 en Barcelona por la editorial Cobalto que ofrece un acercamiento a la cueva desde los ojos del poeta.

Una composición de 121 versos publicados en 1949 en Barcelona por la editorial Cobalto

Esta nueva adquisición, que refleja la relación entre el arte contemporáneo y el paleolítico, se instalará en las salas de exposición del museo desde este martes, y durante los próximos meses, coincidiendo con la celebración de la Semana del Libro, ha informado el centro en nota de prensa.

En la obra, Santos Torroella mira al pasado remoto, al momento en el que surgió el arte como un lenguaje que se plasma en imágenes y signos. Y en ese afán, vincula su realidad contemporánea con la de Altamira.

De los 35 ejemplares publicados, que se realizaron sobre papel de hilo 'Guarro', los diez primeros, numerados con letras de la A a la J, se asignaron a los colaboradores de la edición. Los otros 25, numerados del I al XXV, fueron destinados a los 'amigos de Altamira'.

El ejemplar adquirido para el Museo es el número VII y alberga una dedicatoria manuscrita del autor para el también escritor Luis Rosales, fechada en septiembre de 1950. El poema refleja no sólo el interés de Santos Torroella por el sentido de la creación artística en general, y Altamira en particular, si no que alberga ilustraciones de otros artistas del momento.

Tres dibujos reproducidos a 'la trepa' de Josep Llorens Artigas, Ángel Ferrant y Joan Miró ilustran las páginas interiores del poema, mientras que en la portada se reproduce el dibujo que Mathias Goeritz realizó en 1948 para el cartel promocional de la cueva de Altamira.

Por su parte, la viñeta que también se incluye es de Eugenio D'Ors bajo el seudónimo de Octavio de Romeu. Todos ellos fueron artistas que formaron parte de la Escuela de Altamira, grupo impulsado por Goeritz con la inquietud de renovar el panorama artístico de la España de la posguerra.

En sus reuniones en Santillana del Mar (Cantabria), entre 1948 y 1951, admiraron las creaciones artísticas de Altamira, vinculando el arte rupestre con el arte contemporáneo que quisieron promocionar.

Estas particularidades hacen de este libro "un ejemplar único", tanto por sus características de edición, la colaboración de varios artistas de la Escuela de Altamira, como por resultar una lectura indispensable para entender cómo ha influido el arte paleolítico en los artistas contemporáneos.

SEMANA DEL LIBRO

La presentación del poema de Torroella coincide con la celebración del Día del Libro, el 23 de abril. A lo largo de la semana del 19 al 24 de abril, el Museo de Altamira se suma, un año más, a la campaña internacional de liberación de libros para compartir lecturas y "hacer del mundo una biblioteca".

Así, los visitantes del centro, acompañados por la bibliotecaria del Museo, podrán dejar y recoger, de manera gratuita, libros de temáticas muy diversas, desde poesía o novela hasta publicaciones especializadas y catálogos de exposiciones temporales.

Cada uno de ellos está acreditado en la página oficial de 'Boockcrossing', de manera que los lectores pueden registrar sus pasos para ayudar a seguir la pista del libro viajero. Una vez leído, tan solo se tendrán que liberar de nuevo para que así puedan seguir viajando y otras personas disfruten de su lectura.

Comentarios